Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tigres

De

Hace años mis abuelos tenían un bar en mi pueblo, que como ya os he contado en alguna ocasión se llama Mandayona y se encuentra en la provincia de Guadalajara. Aunque tenían platos muy codiciados como el bacalao rebozado, que os explicaré otro día, hoy os voy a contar uno que a mi me gusta mucho, pero no sé porque lo tomo muy pocas veces, que son los tigres. Aquí os explico paso a paso como lo cocinaba mi abuela y mi madre.

Puntúa esta receta 4.5/5 (2 Votos)

Ingredientes

  • - 1 kilo de mejillones.
  • - Media cebolleta.
  • - 100 gramos de gambas.
  • - 3 cucharadas de harina.
  • - 350 mililitros de leche.
  • - Aceite de oliva virgen extra.
  • - Pan rallado.
  • - 1 huevo.
  • - Sal.

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Media
Tiempo de preparación 10minutos
Tiempo de cocción 20minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Lo primero que hacemos es cocer los mejillones en agua para que se abran. Una vez abiertos coláis el caldo y vais separando el bicho de la cáscara, pero no tiréis las cáscaras que luego es lo que os va a servir de base para meter el relleno de los tigres.

El siguiente paso es poner un poco de aceite en una sartén, partir la cebolleta en trozos pequeños y ponerla en la sartén para que se dore. Cuando ya esté se añaden las gambas, mientras tanto vamos colando 150 mililitros del caldo de los mejillones para añadirlo a la mezcla, se le puede añadir más caldo para darle más sabor, pero tened en cuenta que cuanto más caldo le añadáis menos leche le tenéis que echar para hacer la bechamel.

Paso 2

Ahora podéis hacer dos cosas, mi abuela Santas dejaba los tropezones (cortaba el bicho de los mejillones y las gambas en trozos pequeños) para que cuando la gente comiera el tigre los saboreara, pero a mi me gusta todo picadito, por lo que decidí pasarlo por la batidora. En el vaso de la batidora hay que echar: el caldo de los mejillones, la cebolla, las gambas y los tigres y se tritura.

Paso 3

A continuación, hacemos la bechamel se echa un poco de aceite en una sartén ahora se añaden las tres cucharadas de harina y se le dan varias vueltas para que se cocine la harina y no sepa a crudo. El siguiente paso es añadir la leche, y cuando ya ha espesado un poco se le añade la mezcla que tenemos en el vaso de la batidora y entonces le damos vueltas hasta que la masa espese. Daros cuenta que los tigres llevan como base su cáscara, por lo tanto no hace falta que la masa se nos quede tan espesa como cuando cocinamos croquetas.

Paso 4

Una vez que tenemos la masa, no la dejamos enfriar, ya que se nos queda demasiado dura, si no que con la masa caliente vamos rellenando las cáscaras de los mejillones. Los dejamos reposar un poco y luego los pasamos por huevo y pan rallado y ya están listos para freír en abundante aceite. Los sacamos a un papel para que absorba el aceite restante y ya están listos para comer. Al igual que las croquetas, antes de freírlos se pueden congelar y sacarlos un día que tengáis invitados.

También te gustará

Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta esta receta

Queso de cabra con cebolla caramelizada Pinchos de gambas