Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Boquerones en vinagre blancos

De

Mis abuelos tenían un bar y una de las raciones que más vendían eran los boquerones en vinagre. Siempre desde que tengo memoria recuerdo alguna bandeja de boquerones en vinagre tras el mostrador del bar. Ahora en muchos lugares te dan boquerones en vinagre comprados y aunque no están malos, la verdad es que el sabor no es el mismo. Así que aquí os traigo la receta de mi abuela Santas, que ha pasado a mi madre y ahora a mí.

Puntúa esta receta 3.2/5 (5 Votos)

Ingredientes

  • - 1 kilo de boquerones.
  • - 500 mililitros de vinagre de vino.
  • - Ajo.
  • - Perejil.
  • - Aceite de oliva virgen extra.
  • - Sal.

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Es un plato muy sencillo, la mayor complicación o más bien dicho en lo que se tarda más tiempo es en limpiar los boquerones, pero en algunas pescaderías. También debéis tener en cuenta cuál es el tamaño de los boquerones, ya que si son pequeños es mejor que los hagáis fritos, en vez de en vinagre.

Paso 2

Una vez que tenéis limpios y lavados los boquerones los echáis de uno en uno en el vinagre, los saláis con un par de puñaditos de sal y los dejáis reposar de 20 a 24 horas, esto dependerá del tamaño, los podéis probar y ver si están listos. Veréis como según va pasando el tiempo se van aclarando los boquerones y se van poniendo blancos. Si no os gusta en exceso el vinagre podéis añadirle algo de agua en vez de tanto vinagre, lo importante es que los boquerones queden cubiertos.

Paso 3

Luego les quitáis el vinagre y los dejáis en un taper en la nevera hasta la hora de servir. Cuando queráis coméroslos, los ponéis en un plato con un poco de ajo picado por encima, el perejil y un buen chorro de aceite. Ya veréis que plato más exquisito, además os duran varios días y os los podéis llevar al trabajo o a una cena con amigos.

También te gustará

Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta esta receta

Boquerones en vinagre Banderillas de fresa y huevo de codorniz