Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Flan de vainilla

De

El secreto del flan está en la cocción. Si te gusta con agujeritos, hornealo a fuego medio; si te gusta liso y cremoso, cocinalo a fuego bien bajo.

Puntúa esta receta 4.1/5 (8 Votos)

Ingredientes

  • Huevos; 10.
  • Leche
  • 1 litro.
  • Azúcar para el flan
  • 200 g.
  • Azúcar para el caramelo
  • 200 g.
  • Esencia de vainilla
  • 1 cdita.

Especificaciones

Dificultad Fácil
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Para el caramelo. En una sartén, colocá el azúcar de a poco y, a medida que se va derritiendo, revolvé con una cuchara de madera y agregá más azúcar. Cociná hasta que tome color dorado claro.

Paso 2

Acaramelá el molde y dejá enfriar sobre la mesada.

Paso 3

Mezcá los huevos con la otra mitad del azúcar, sin batir, para no incorporar aire a la preparación y obtener un flan bien cremoso.

Paso 4

En una olla, calentá la leche con la mitad del azúcar. Verté la leche caliente, revolviendo siempre para evitar que se coagulen los huevos, y, por último, sumá la esencia de vainilla.

Paso 5

Colá la mezcla de huevos y leche y volcala en el molde.

Paso 6

Acomodá el molde sobre una placa para horno y cubrí esta con agua caliente, hasta la mitad de la altura del molde del flan, para cocinar a baño de María.

Paso 7

Cubrí el molde con papel aluminio para evitar que se forme una costra en la parte superior

Paso 8

Llevá al horno y cociná a baño María, a temperatura baja (150 a 160 °C), durante aproximadamente una hora. Cumplida la hora, verificá que el flan haya coagulado; si le falta, dejalo unos minutos más.

Paso 9

Dejá enfriar el flan por 3 horas como mínimo, aunque lo ideal es dejarlo en la heladera y comerlo de un día para el otro.

Paso 10

A la hora de desmoldarlo, usá un cuchillito para despegar los bordes. Si al girar un poquito el molde ves que el flan baila despegado, podés darlo vuelta en una plato profundo que pueda contener el caramelo líquido. En cambio, si ves que se mantiene estático en su lugar, dale un poco de calor sobre la hornalla para que el caramelo se derrita; probá de nuevo el giro y desmoldá. Servilo con dulce de leche, crema chantillí o mixto.

Si hacés el caramelo a partir de azúcar (caramelo seco), podés revolverlo; pero si le ponés agua, no tenés que tocarlo para evitar que se cristalice.

También te gustará

Técnicas de cocina

Te derretirás con estos mini helados de vainilla y chocolate

 

Una simple tarrina de helado adquiere otra dimensión con estos tentadores y dulces bocaditos a los que nadie podrá resistirse después del almuerzo o la cena. Toma nota:

 

INGREDIENTES: 

  • 1 tarrina de helado de vainilla (1 litro).
  • 100 gr de chocolate negro para fundir.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 70 gr de arroz inflado.

 

PREPARACIÓN:

1. Saca el helado de la tarrina y viértelo en un recipiente más grande (un molde cuadrado o rectangular para tartas es lo ideal), previamente forrado con papel para hornear. Aplana el helado lo más que puedas con la ayuda de una cuchara y cúbrelo con otra hoja de papel de horno. Devuélvelo al congelador durante al menos 6 horas.

2. En un bol, mezcla el chocolate ya troceado y el aceite de coco. Derrítelo (preferiblemente al baño maría). Agrega el arroz inflado a la mezcla y muévelo hasta que quede bien bañado en el chocolate.

3. Saca el helado del congelador, retira el papel y córtalo en pequeños cuadraditos.

4. Con la ayuda de un pequeño tridente o, en su defecto, un tenedor, introduce cada uno de esos cuadraditos en la mezcla de chocolate y colócalos posteriormente sobre una bandeja para hornear.

 

Pasados 30 minutos, tus heladitos de vainilla y chocolate estarán listos para disfrutar.

 

Comenta esta receta

Flan de coco Flan de chorizo y pimiento