Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Buñuelos con leche

De

Está es una receta de mi abuela Inés y además fue una de las primeras que aprendía a cocinar, gracias a un pack de repostería que me regalaron los Reyes. Los buñuelos se pueden hacer tanto secos como mojados, como es este el caso. A mí me gustan más de esta última forma, ya que la leche que se utiliza para este plato me encanta.

Puntúa esta receta 4.4/5 (49 Votos)

Ingredientes

  • - 3 claras de huevos.
  • - 3 cucharadas de harina.
  • - 7 cucharadas soperas de azúcar blanco.
  • - 1 litro y medio de leche.
  • - 3 rodajas de cáscara de limón.
  • - 2 cucharadas pequeñas de canela.
  • - 1 rama de canela.
  • - 1 puñado de anís en grano.
  • - Aceite de oliva para freír los buñuelos.

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Media
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico
Adapted from lacucharaenlamaleta.blogspot.com.es

Preparación

Paso 1

Lo primero que vamos a hacer es separar las claras de las yemas del huevo y se baten hasta que se monten las claras. En realidad este es el paso más aburrido y laborioso del plato.

Paso 2

Mientras estamos montando las claras, ponemos a cocer la leche, con la cáscara de limón, la canela, el azúcar y el anís. Daros cuenta de que a este plato hay que añadirle tanta cantidad de azúcar porque si no se quedaría un poco soso.

Paso 3

Una vez montadas las claras, ya sabéis cuando ponéis el plato boca abajo y no se caen, eso sí tened cuidado, porque si lo hacéis antes de tiempo podéis poner la cocina perdida, se le añaden tres cucharadas soperas de harina, se mezcla y se bate todo.

Paso 4

Con una cucharada pequeña vamos cogiendo trozos de masa y los echamos a la freidora con el aceite bien caliente para que se vayan friendo. No echéis muchos de una vez, ya que se os pueden juntar y entonces estropearíais el buñuelo u os quedaría muy grande. Lo tenéis un par de minutos y los sacáis a papel absorbente para que se les quite toda la grasa.

Paso 5

Se echan los buñuelos en una sopera, coláis el caldo y los echáis encima de los buñuelos. Una vez fríos se meten a la nevera y ya están listos para consumir. Aunque pensáis que es mucha leche, daros cuenta de que tienen que quedar bien cubiertos, además está riquísima por lo que os aseguro no os importará hacer de más.

También te gustará

Técnicas de cocina

Latte art: prepara una taza de café con el dibujo de una flor

Conviértete en un artista del café con este vídeo. Te enseñamos a decorar tu café latte con una bonita flor.

Comenta esta receta

Puches dulces Buñuelos de Cuaresma