Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Helado de "tres leches" y cerezas borrachas

De

Delicioso, cremoso, refrescante, altamente adictivo y bien sencillo de preparar, este helado que no requiere heladera (esto es lo mejor!) te deja enganchado desde la primera cucharada que entra en tu boca.

Acabarás,d e una sentada, con el recipiente entero y te volverás insociable porque no querrás compartirlo. Si, si...aviso...esto es lo que ocurrió en mi caso así que, si sigues leyendo, que sea por tu propia decisión y riesgo, jajaja.

¿Caerás víctima del "tres leches"?

Vamos a ver...

Puntúa esta receta 4/5 (3 Votos)

Ingredientes

  • 200 ml de nata líquida para montar (mínimo 35% M.G.)
  • 200 ml de leche condensada
  • 200 ml de leche evaporada
  • 45 grs de leche en polvo
  • 24 cerezas
  • 2 cucharadas de licor de cerezas

Especificaciones

Personas 8
Dificultad Media
Tiempo de preparación 20minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Helado de tres leches y cerezas borrachas - Paso 1

Preparación del helado base

1. Comenzamos montando la nata, que ha de estar bien fría, con ayuda de unas varillas eléctricas. Reservamos en la nevera.

2. Mezclamos la leche condensada, la leche evaporada y la leche en polvo y removemos bien hasta integrar. Agregamos la mezcla a la nata montada que hemos reservado en la nevera.

3. Vertemos el helado en un recipiente apto para congelación y lo dejamos enfriar en el congelador entre 1 1/2 y 2 horas.

Paso 2

Helado de tres leches y cerezas borrachas - Paso 2

Preparación del sirope de cerezas

1. Lavamos las cerezas, retiramos los rabitos y las deshuesamos haciendo un corte alrededor de la misma con un cuchillo afilado y dando un giro de 180° a una de las mitades. Ahora podemos quitar el hueso de la otra mitad con la punta de la uña.

2. Colocamos las cerezas en una cazuelita con el licor y cocemos a fuego suave hasta que el líquido quede reducido a un almíbar flojo y las cerezas se hayan reblandecido (aproximadamente 10 minutos).

3. Separamos el almíbar de las cerezas con ayuda de un colador y dejamos enfriar por separado.

Paso 3

Finalización de la elaboración

1. Cuando el helado haya empezado a tomar cuerpo, le añadimos las cerezas (que se irán al fondo más o menos según el espesor del helado) y el sirope.

2. Removemos con la punta de un cuchillo para crear dibujos con el sirope de cerezas y volvemos a introducir en el congelador para que termine de solidificar y podamos disfrutar de un refrescante, delicioso y cremoso helado de tres leches con cerezas borrachas.

Nota 1. Mientras el helado base se enfría y toma consistencia en el congelador, preparamos un sirope con las cerezas y el licor que, una vez frío, le añadiremos.

Nota 2. Debido al uso de leche condensada, no es necesario remover la mezcla cada cierto tiempo para evitar la cristalización del azúcar. Esto es algo que no ocurre y que facilita enormemente la preparación de helados sin heladera.

Nota 3. Las cerezas, así como su licor, se pueden sustituir por otras frutas. El helado base combina muy bien con frutos rojos y/o frutos del bosque (buen momento para probar a elaborarlo con moras silvestres) ya que estos aportan un toque ácido que contrasta con el dulzor del "tres leches" y lo equilibra.

También te gustará

Comenta esta receta

Tartaletas de limón Bamba de nata