Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Panna cotta al queso curado con membrillo

De

Una deliciosa variante de este delicioso postre italiano con un toque español. Esta fusión de salado y dulce perfecta para cualquier comida y con la textura espectacular de la panna cotta sorprenderá gratamente a los comensales.

Puntúa esta receta 2.3/5 (3 Votos)

Ingredientes

  • 500 ml de nata para montar
  • 150 g de queso de oveja curado
  • 6 g de gelatina neutra
  • 50 ml de agua
  • 150 g de Dulce de membrillo

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 10minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 1

Para comenzar calentaremos en un cazo el dulce de membrillo y un poco de agua, para poder hacer una crema de membrillo.

Paso 2

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 2

Cuando coge temperatura empezamos a remover hasta que conseguimos una textura cremosa y reservamos.

Paso 3

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 3

En un cuenco depositamos agua fría y el sobre de levadura, removemos y dejamos reposar hasta que cuaje.

Paso 4

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 4

En un cazo calentamos la nata a fuego medio, ya que de momento no queremos que hierva.

Paso 5

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 5

Rallamos el queso sobre la nata, y con el calor se irá derritiendo.

Paso 6

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 6

Removemos bien y añadimos la gelatina.

Paso 7

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 7

Cuando el queso y la gelatina se hayan disuelto por completo lo colamos para evitar posibles trozos de queso o grumos de gelatina.

Paso 8

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 8

En un vaso engrasado colocamos una capa de crema de membrillo en el fondo.

Paso 9

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 9

Y poco a poco vertemos la crema de nata y queso curado.

Paso 10

Panna cotta al queso curado con membrillo - Paso 10

Lo metemos en la nevera unas 2 ó 3 horas o si es posible toda la noche y cuando lo saquemos estará totalmente cuajado y delicioso. Para decorar se puede usar unos daditos de dulce de membrillo.

Si lo haces en moldes, para desmoldarlas bien, pasa un cuchillo por los bordes y mete el molde 10 segundos en agua caliente, eso hará que salgan muy facilmente

También te gustará

Técnicas de cocina

Pizza sol: fácil, rica y muy original

 

Tan vistosa como sabrosa, esta es la pizza de siempre como nunca la habías visto. ¡Una receta ideal para compartir!

 

INGREDIENTES: 

  • 2 discos de hojaldre.
  • Salsa de tomate.
  • 100 gr de queso rallado (el que más te guste).
  • 1 huevo.

 

PREPARACIÓN:

1. Sobre el hojaldre, extiende la salsa de tomate con una cuchara y, sobre ella, espolvorea el queso uniformemente.

2. Tapa el conjunto con el segundo disco de hojaldre. Con un vaso o un cuenco pequeño, marcamos un círculo en el interior.

3. Respetando ese pequeño círculo central, cortamos la pizza en tiras de unos de entre 3 y 5 cm de anchura.

4. Ahora doblamos cada una de estas tiras sobre sí misma, formando una espiral.

5. Pintamos el conjunto con huevo batido y horneamos a 200 ºC durante 20 minutos (hasta que esté bien doradita).

 

Ahora cada uno puede servirse un trocito tan solo tirando de él con las manos. ¡A comer!

 

Comenta esta receta

Espaguetis al pesto siciliano Pannacota