Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

GNOMITO

Quiche de espinacas con bacon y queso de cabra

De

Puntúa esta receta 1/5 (1 Votos)

Ingredientes

  • - 500 gr de espinacas cocidas.
  • - 100 ml de nata para cocinar.
  • - 150 ml de leche entera.
  • - 150 gr de bacon en tiras.
  • - 100 gr de queso emmental rallado
  • - 1 rodaja de queso de rulo de cabra.
  • - 4 huevos tamaño M.
  • - Sal y Pimienta al gusto.
  • - 1 paquete de pasta brisa.

Especificaciones

Dificultad Fácil
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Precalentamos el horno a 200°; sacamos la pasta brisa de su envase y la colocamos en un molde desmontable de 20 cm de diámetro sobre el papel sulfurizado que ya lleva la masa, pinchamos el fondo con un tenedor, lo cubrimos con otro papel sulfurizado y ponemos encima algo de peso (yo tengo unos garbanzos que solo utilizo para esto). Metemos el molde en la parte baja del horno y dejamos que se haga durante 15 minutos o los que indique el fabricante.

Paso 2

Mientras, vamos preparando el relleno. Para ello escurrimos bien las espinacas de su caldo, presionando varias veces para que pierdan toda el agua; batimos en un bol los huevos como para tortilla, añadimos la leche, la nata, el queso, la sal y la pimienta y mezclamos bien. Reservamos.
Freímos el bacon en una sarten sin aceite y lo ponemos sobre papel absorbente para que suelta la grasa.

Paso 3

Cuando la base de la quiche ya esté cocida, la sacamos del horno, retiramos los garbanzos y el papel sulfurizado que la cubre y la dejamos enfriar un poco. Después ponemos en el fondo el queso de cabra en trozos, el bacon frito y lo cubrimos todo con la mezcla de huevos. Lo metemos en la parte media-baja del horno durante 35-40 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Paso 4

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y la metemos en la nevera cubierta con papel de aluminio si la vamos a consumir al día siguiente o bien la servimos caliente en el momento.

También te gustará

Técnicas de cocina

Deliciosos bocaditos de espinaca y ricotta para la hora del aperitivo

¿Buscas ideas para la hora del aperitivo? Para salir de las típicas chips y galletas saladas del supermercado, puedes probar estos suaves y deliciosos bocaditos a la italiana con espinacas y queso ricotta. ¡Además te compartimos un pequeño truco para que te queden increíbles sin esfuerzo!

 

Ingredientes:

  • 1 rollo de masa quebrada o masa para pizza
  • 1 1/2 tazas de espinacas 
  • 2 cdas de aceite
  • 2 tazas de queso ricotta
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 molde para hacer hielos

 

Preparación:

  1. Corta las espinacas en trozos. Si utilizas espinacas congeladas, caliéntalas 3 minutos en el microondas a potencia baja.
  2. Calienta el aceite en una sartén y saltea las espinacas.  Salpimienta al gusto.
  3. Cuando estén listas, mézclalas con el queso ricotta y rectifica la sazón.
  4. Extiende la masa y córtala en 2 partes. Coloca una parte con cuidado sobre el molde para hielos, y presiona delicadamente en cada compartimiento para adaptar la masa a su forma.
  5. Toma una cuchara y rellena cada espacio con la mezcla de espinacas.
  6. Cubre el molde con la otra parte de la masa, corta los bordes y ponla al revés.
  7. Retira con cuidado el molde y corta los bocadictos. 
  8. Colócalos en una bandeja engrasada y hornea a 180°C entre 10 y 15 minutos. 
  9. Sirve con una salsa de tomate para remojar.

Comenta esta receta

Quiche de espinacas con bacon y queso de cabra Buñuelos de espinacas