Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Las verduras se cuelan en nuestros postres

 tarta de zanahoria

 

 

Verduras en nuestro postre o por qué evitamos “lo verde” en nuestros platos dulces…

Si tradicionalmente hemos encontrado las verduras y hortalizas en nuestros aperitivos, platos y entrantes, últimamente son los invitados de honor en nuestros postres, la tarta de zanahoria o “carrot cake” ha venido para quedarse.

 

La zanahoria como sustituto del azúcar

 

La tarta de zanahoria nada tiene que ver con un experimento a ciegas o con un "a ver qué sale...",  el origen de la  “carrot cake” se remonta a la Edad Media, época en la que la zanahoria servía para sustituir el azúcar, demasiado caro para la mayoría de las familias. Durante la Segunda Guerra Mundial, la zanahoria fue utilizada como sustituto de los edulcorantes, que en aquella época estaban racionados en Reino Unido. Es a principios de los años 60, cuando algunos restaurantes y cafeterías estadounidenses empiezan a incluir en sus cartas novedosos postres, tales como la tarta de zanahoria, dulce que gustó tanto que pasó a formar parte de las tartas más corrientes y más preparadas del momento.

Hoy en día, ya sea por querer llevar una alimentación sana o por la mera curiosidad, los postres o dulces a base de verduras y hortalizas están de moda, son sin duda, una muy buena opción  para que los más pequeños de la casa coman más verduras.

Aquí van algunos consejos para camuflarlas en vuestras recetas dulces.

 

 

Zanahoria, chirivía, topinambur

 

En general este tipo de ingredientes son perfectos para la preparación tanto de bizcochos, como magdalenas, muffins etc, ya que ayudan a que la textura sea más esponjosa.

La mejor manera de integrarlos es rallándolos, en muchos casos, seguro que nuestros comensales no perciben ni siquiera el sabor de, por ejemplo, lq zanahoria, ya que éste es ligero y azucarado.

Podemos combinar la zanahoria con la canela, con el jengibre o por qué no, con cítricos.

 

 

El tomate

 

Como ya sabéis, el tomate es una fruta, así que, ¿Por qué no incluirlo en nuestros postres? Podemos elaborar por ejemplo tarta « tatin » con tomates, mermelada de tomate de la variedad « Green Zebra ». El sabor ligeramente ácido del tomate casa perfectamente con el de las fresas, la vainilla y las almendras . Hace unos años, Japón sorprendió con su arriesgada propuesta de helado de vainilla con compota de tomate y bizcocho  al vino dulce, todo es probar.

 

 

La remolacha

 

La remolacha tiene un gran potencial a la hora de aportar un toque azucarado a nuestros platos. Podemos utilizarla cruda para sorbetes, “chantillys” o magdalenas, por ejemplo.

Por otra parte, además de por su sabor y propiedades, la remolacha es un colorante natural con el que podemos conseguir una gama de rosas o rojos que podemos combinar con frutas del bosque y con el cacao. 

 

 

El aguacate

 

En Europa comemos de manera habitual el aguacate en su versión salada, pero en Brasil su uso se reduce prácticamente a postres.

Haced la prueba: espolvoread un poco de azúcar sobre un aguacate y pasadlo por el horno en modo grill durante un par de minutos.

Con el aguacate podemos elaborar deliciosas cremas, mousses o sorbetes. Las frutas exóticas y la vainilla son una mezcla estupenda. 

 

 

El calabacín

 

El calabacín da una textura mucho más esponjosa a nuestras tartas además de reducir la materia grasa que dan otro tipo de ingredientes. Lo utilizamos sobre todo  en la elaboración de cakes o muffins y lo ideal es asociarlo con chocolate.

En Estados Unidos, por ejemplo, el “zucchini bread” es una tarta a base de calabacín y nueces, es un clásico de los postres de esta categoría.

 

 

¿Y vosotros, os atrevéis a cocinar vuestros postres con verduras?

A continuación, algunas de nuestras sugerencias más suculentas, no os las perdáis!

 

 

Carrot cake sin gluten

tarta de zanahorias

 

 

                                                                                                           Tarta de zanahorias

 

tarta de zanahorias

 

 

 

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Bolo brigadeiro, la tarta de cumpleaños más suave y chocolatosa de todas

El bolo brigadeiro es una tarta tradicional de Brazil, que se prepara usualmente para celebrar un cumpleaños o cualquier ocasión especial. Su bizcocho suavecito y su cobertura dulce combinan a la perfección en esta receta que encantará a chicos y grandes por igual. El toque especial lo daremos decorando con los chocolates favoritos de los peques, logrando una presentación increíble con poco esfuerzo. 

 

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • 200g de chocolate oscuro
  • 50g de mantequilla
  • 150g de nata espesa
  • 3 huevos
  • 100g de azúcar
  • 20 ml de aceite
  • 150g de harina
  • 100g de cacao
  • 1 cdta de polvos para hornear
  • 1 cdta de bicarbonato
  • 100g de yogurt natural

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche condensada.
  2. Añade el chocolate oscuro, la mantequilla y la nata, y remueve hasta obtener una mezcla homogénea. Reserva.
  3. En un tazón bate los huevos con el azúcar y el aceite.
  4. Incorpora poco a poco harina tamizada, cacao, polvos para hornear y bicarbonato sin dejar de batir. Por último agrega el yogurt. 
  5. Vierte la masa en un molde engrasado y hornea a 180°C entre 20 y 25 minutos. 
  6. Deja enfriar en una rejilla y corta por mitad horizontalmente. 
  7. Unta una parte con la cobertura de chocolate, cubre con el otro bizcocho y termina de cubrir completamente la superficie.
  8. Decora los bordes con chocolate kit kat, coloca ferrero rocher en el centro y completa la decoración con el restante de cobertura. 

Comenta este artículo

5 postres rápidos y deliciosos Las claves para un picnic de categoría