Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

¿Te atreverías a probar el 'remedio de la abuela' más raro del mundo?

 

Soyka - Adobe

 

Los beneficios del ajo son conocidos desde tiempos inmemoriales: esta planta aromática ayuda a reducir el colesterol, regular la presión sanguínea, eliminar toxinas, fortalecer el sistema inmunológico, aliviar los síntomas del resfriado... 

 

Es, en definitiva, un ingrediente casi mágico (siempre y cuando se coma crudo, pues el calor neutraliza los efectos de la alicina).

 

Para complicar aún más las cosas, según la web amelioretasante.com, una de las mejores maneras de aprovechar todas sus propiedades es consumirlo con miel, lo cual facilita su digestión y potencia sus beneficios.

 

Para preparar el remedio 'definitivo' necesitarás 335 gramos de miel y 10 dientes de ajo. Machaca los dientes de ajo, mételos en un frasco con miel y cierra bien la tapa. Conserva esta mezcla a temperatura ambiente y al resguardo de la luz durante una semana antes de consumirla. Lo ideal es tomar una cucharada cada mañana, en ayunas, durante 7 días (puedes diluir la "miel de ajo" con un poco de agua si su sabor te resulta demasiado fuerte). ¿Te animas?

 

Conoce el resto de alimentos que debemos comer (o que debemos evitar) cuando estamos enfermos: http://www.rebanando.com/articulo-2395-los-mejores-y-peores-alimentos-para-comer-cuando-estamos-enfermos.htm

 

 

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Cómo picar ajo como un chef

Una vez los hayamos pelado y le hayamos quitado el germen,  aplastamos los dientes de ajo con el lateral de nuestro cuchillo. Atencíon porque si el cuchillo es de mala calidad podríamos romperlo. A continuación solo tenemos que ir picándolos como nos muestra el chef Damien en este video.

Comenta este artículo

Recetas pobres de precio, ¡pero ricas en sabor! La selfie que ESCANDALIZÓ las redes sociales