Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Panna cotta de vainilla y compota de manzana casera

De

Puntúa esta receta 4/5 (108 Votos)
Panna cotta de vainilla y compota de manzana casera 1 foto

Ingredientes

  • 2 manzanas (Jonagold o Golden)
  • 30 cl de nata líquida
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 hojas de gelatina
  • 70 g de azúcar en polvo

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 15minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Poner la gelatina en remojo en un recipiente con agua fría. Preparar la panna cotta: Verter la crema y 30 g de azúcar en un cazo. Dividir la vaina de vainilla por la mitad y raspar el interior de las vainas para obtener las semillas.

Paso 2

Mezclar la crema y gelatina que se ha escurrido previamente y llevar a fuego. Una vez que hierva, retirar la cacerola del fuego. Mezclar bien para disolver. Vierta la mezcla en 4 copas y colocar en la nevera durante 3 horas. Preparar la salsa: Pelar y quitar el corazón de las manzanas. Cortar en cubos pequeños y verter en una cacerola con 1 cucharada de agua y el azúcar restante. Cocinar a fuego lento durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Deje enfriar y verter sobre la Panna cotta antes de servir.

También te gustará

Técnicas de cocina

Te derretirás con estos mini helados de vainilla y chocolate

 

Una simple tarrina de helado adquiere otra dimensión con estos tentadores y dulces bocaditos a los que nadie podrá resistirse después del almuerzo o la cena. Toma nota:

 

INGREDIENTES: 

  • 1 tarrina de helado de vainilla (1 litro).
  • 100 gr de chocolate negro para fundir.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 70 gr de arroz inflado.

 

PREPARACIÓN:

1. Saca el helado de la tarrina y viértelo en un recipiente más grande (un molde cuadrado o rectangular para tartas es lo ideal), previamente forrado con papel para hornear. Aplana el helado lo más que puedas con la ayuda de una cuchara y cúbrelo con otra hoja de papel de horno. Devuélvelo al congelador durante al menos 6 horas.

2. En un bol, mezcla el chocolate ya troceado y el aceite de coco. Derrítelo (preferiblemente al baño maría). Agrega el arroz inflado a la mezcla y muévelo hasta que quede bien bañado en el chocolate.

3. Saca el helado del congelador, retira el papel y córtalo en pequeños cuadraditos.

4. Con la ayuda de un pequeño tridente o, en su defecto, un tenedor, introduce cada uno de esos cuadraditos en la mezcla de chocolate y colócalos posteriormente sobre una bandeja para hornear.

 

Pasados 30 minutos, tus heladitos de vainilla y chocolate estarán listos para disfrutar.

 

Comenta esta receta

Panna cotta de vainilla y compota de manzana casera Charlotte de manzana y miel