Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Pizza casera (fresca o congelada): receta de masa de pizza casera fácil

De

Las cantidades de los ingredientes dan para una pizza mediana, ideal para dos personas. Pero yo, normalmente, doblo los ingredientes para que me salgan dos pizzas y poder congelar una de ellas... ¡o para hacer una pizza grande como una rueda de carro!

Puntúa esta receta 2.8/5 (83 Votos)

Ingredientes

  • 175 gr de harina de fuerza
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharada de postre de sal
  • 1/2 cucharada de postre de azúcar
  • 1 cucharada sopera de aceite
  • 12 gr de levadura fresca prensada (1/2 pastilla de las que venden en el Mercadona
  • que tienen 25 gr)

Especificaciones

Personas 2
Dificultad Media
Tiempo de preparación 5minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Mezclamos todos los ingredientes en un bol amplio, primero con una cuchara y después amasando con la mano unos cinco minutos, hasta obtener una masa homogénea y esponjosa que no se pegue al bol. Si fuera necesario, podemos añadir un poquito más de harina (pero sin pasarnos). Formamos una bola y la dejamos en el bol, que taparemos y guardaremos a temperatura ambiente (en un lugar sin corrientes) durante una hora. En ese tiempo, la levadura hará crecer la masa.

Paso 2

Ahora nos toca extender la masa, para dar forma a nuestra súper-pizza. En este punto, hemos de saber si es:

a) Para hornearla en el momento: la extenderemos sobre un papel de horno.
b) Para congelarla: lo haremos sobre film transparente.


Podemos extender la masa con las manos y/o con un rodillo.

Paso 3

Si nos gusta la pizza con la masa más fina, ponemos ya los ingredientes.

Pero si nos gusta más esponjosa, dejaremos reposar la masa extendida unos veinte minutos más, para que engorde un poquito.

Cuando la masa esté a nuestro gusto, ponemos una capa de tomate, queso rallado en abundancia y lo que se nos ocurra (jamón, champiñones, bacon, carne, más queso, atún, anchoas,...). Terminamos espolvoreando orégano.

Paso 4

Si nos la vamos a comer en el momento, la ponemos con el papel de horno sobre el que la hemos extendido en una bandeja de horno. Hemos de precalentar el horno a 200 grados unos 10 minutos, y luego introducimos la pizza. La pondremos de la mitad del horno para abajo, para dar tiempo a que se haga la masa, sin que se nos achicharren los ingredientes. Hornearemos unos 10-12 minutos, hasta que la masa se tueste y los ingredientes estén bien hechos.

Paso 5

Pero si vamos a congelarla, como hemos extendido la masa sobre un film transparente, después de poner todos los ingredientes sobre la masa, la envolvemos bien con el mismo plástico y la metemos en el congelador directamente, procurando que quede bien plana, para que no coja formas extrañas. Yo la pongo en el fondo de uno de los cajones del congelador.

Cuando nos vayamos a comer la pizza congelada, tendremos la precaución de dejar que se descongele un poco (una media hora será suficiente).

Un consejo: para descongelarla, primero la sacamos del film transparente y la colocamos en una bandeja de horno, preparada con papel de horno. Si la dejamos descongelar, nos costará trabajo desenvolverla luego sin que se nos desmonte.

Después, la horneamos igual que si fuera fresca.

Es importante que sea harina de fuerza, de otro modo el resultado no será óptimo.
Podéis ver las diferencias entre los distintos tipos de harinas AQUÍ.
No debemos eliminar el azúcar de la receta, ya que es el "alimento" de la levadura.
No debemos usar levadura química, tipo Royal, porque para este tipo de recetas no sirve.

Ésta receta y más en aminomegustacocinar.blogspot.com.es

También te gustará

Comenta esta receta

Pizza de mejillones Pizza baguette piña y jamón york