Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Pasta fresca, pappardelle al nero di sepia

De

Sabiendo que al hacer una pasta fresca al huevo, la ecuación, es de un huevo por cada 100 gramos de harina, pero, la cosa cambia si hacemos pasta de algún color o de un sabor especifico, como puede ser la pasta rossa al pomodoro hecha con concentrado de tomate, pasta verde, con albahaca, perejil u otra hierba, con especias, o como es el caso al nero di sepia, hecha con tinta de calamar o sepia. Aquí la receta cambia, y sencillamente hay que quitar un huevo y añadir 4 gramos (1 sobre pequeño o una cucharada sopera rasa si la consigues en frasco) de la tinta mencionada, esto podría variar debido al tamaño de los huevos, es posible que necesites 3, pero el tema está en controlar la humedad y la harina, ni tan húmeda, ni tan seca, ir poco a poco, ya que siempre hay tiempo de rectificar, sobre todo de secar la pasta. La versatilidad de la pasta aguanta casi cualquier cosa y esto nos permite añadirle los ingrediente que más nos gusten, pero la pasta de sabores ya tiene una ventaja sobre la de huevo y es que tiene un sabor predominante, por eso, es recomendable prepararlas lo más sencillas posible, unos buenos ejemplos pueden ser al ajo, salteada con albahaca fresca, a las finas hierbas o la clásica cacio e pepe que, literalmente quiere decir queso y pimienta. El hacer tu propia pasta te permite elegir el formato del corte que prefieras, como en este caso, la pasta fresca la hemos cortado a cuchillo para hacer unos pappardelle, unos fettuccine anchos que miden entre 2 y 3 centímetros de ancho. No olvides dejar reposar la masa y luego, una vez hecha la pasta, dejarla airear y secar un poco, luego, el tiempo de cocción será casi inmediato, de 1 a 3 minutos como mucho. Es más fácil de lo crees, pon las manos en la masa y a trabajar. Una cosa si te recomiendo, si haces esta receta, usa unos guantes de vinilo o nitrilo aptos para alimentación si no quieres quedar con las uñas negras un buen tiempo.

Puntúa esta receta 3.9/5 (102 Votos)

Ingredientes

  • 300 gr harina cernida
  • 2 huevos
  • 4 gr tinta de calamar o sepia (1 sobre)
  • 1 pzc sal fina
  • Harina para trabajar

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 20minutos
Tiempo de cocción 1minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

1. En un bol ponemos la harina cernida y le añadimos los huevos, la tinta y sal. Trabajamos hasta que quede una bola de masa homogénea y no esté pegajosa. (Cabe la posibilidad de necesitar un huevo más, dependerá del tamaño).

2. Envolvemos la masa con papel film y dejamos reposar a temperatura ambiente por lo menos media hora.

3. Cortamos la masa en 3 o 4 partes para empezar a trabajar.

4. Empezamos a estirar la masa enharinando poco a poco si fuese necesario, vamos reduciendo el número de grosor en la máquina hasta que no quede una `sfoglia´ lo más fina posible.

5. Cortamos del tamaño deseado el ancho de nuestra pasta, en este caso papardelle de 2 a 3 centímetros de ancho.

6. Colgamos la pasta y la dejamos reposar al menos una hora. (también es posible cocerla al momento)

7. En una olla con abundante agua hirviendo y una pizca de sal ponemos a cocer nuestra pasta, 1 minuto será suficiente para que este cocida y al dente.

8. Acompañar con la salsa desea o saltearla con ajos y mariscos.

Esta pasta es una delicia, es muy fácil de hacer, lo suyo es que vaya acompañada de pescado o mariscos, algo de tomates frescos, hojas de albahaca y unos mejillones por ejemplo, incluso hacerla algo más cremosa, usando salsa americana mezclada con unos mariscos variados.

También te gustará

Técnicas de cocina

Aprende a preparar un One Pot Pasta

Tal vez hayas oído hablar del One Pot Pasta, se trata de una receta sencilla y bastante rápida de hacer gracias a la cuál prepararás un plato completo de pasta con varios ingrediente y de una sóla vez. ¿Te animas a preparar nuestra receta de One Pot Pasta?

Comenta esta receta

Espaguetis con queso azul y nueces Pastas sablé (S.Lactosa)