Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tarta de queso con mermelada de membrillo

De

Una deliciosa tarta, supercremosa que no necesita horneado y con una cobertura de mermelada de membrillo y café que es una auténtica delicia

El equipo de Rebañando

Una deliciosa tarta, supercremosa que no necesita horneado y con una cobertura de mermelada de membrillo y café que es una auténtica delicia

Puntúa esta receta 2.7/5 (10 Votos)

Ingredientes

  • Para la base:
  • 150 gr de galletas
  • 70 gr de mantequilla derretida
  • Para el relleno
  • 600 gr de queso cremoso
  • 400 gr de leche condensada
  • 200 ml de nata
  • Un sobre de preparado para flan ( yo use Flanin)
  • Para la cobertura
  • Mermelada de Membrillo y Café

Especificaciones

Personas 10
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Primero preparamos la base de la tarta. Para ello solo hay que triturar las galletas con la ayuda de un robot, yo lo hice con la thermomix, o simplemente metiendo las galletas en una bolsa y dándole unos golpes con el rodillo.

Derretir la mantequilla en el microondas durante unos 30 segundos.

Mezclar ambos ingredientes y cubrir toda la superficie de un molde desmontable de 23 cm, también sirve el típico de cheesecake de 20 cm, así os quedará mas altita.

Os podéis ayudar de la parte de atrás de una cuchara sopera para nivelar la base de galletas.

Introducir en el congelador para que se ponga dura.

Paso 2

Mientras tanto vamos a preparar el relleno de queso.
Verter todos los ingredientes en una cazo a fuego lento e ir removiendo con la ayuda de unas varillas de mano hasta que se haya disuelto el preparado para flan y esté libre de grumos. Veras como la crema va espesando.

Retirar el cazo del fuego, sacar la base de galletas del congelador y volcar la mezcla de queso sobre la base de galletas. Dejar que atemperé en la encimera y pasar al frigorífico para que terminé de cuajar.

Paso 3

Aunque en 6 horas estará lista yo os recomiendo que la dejéis más tiempo. Lo ideal es hacerla el día de antes, como todas las tartas de queso mejora con los días. Yo la deje más de 24 horas en el frigo y estaba exquisita.

Mejora de un día para otro. Se puede cubrir con cualquier otra mermelada de frutos rojos.

También te gustará

Técnicas de cocina

Consiéntete con nuestra tarta rústica de cereza y pistache

¿Antojo de postre? El día de hoy tenemos para ti una riquísima tarta de cerezas con pistache. Su combinación de aromas y sabores te va a encantar, sobre todo si la acompañas de un rico café. 

 

Ingredientes

  • 1 masa para tartas (puede ser comprada o puedes prepararla en casa
  • 750g de cerezas frescas o congeladas
  • 60g de azúcar
  • 60g de almendras molidas
  • 1 taza de pistache en trozos
  • 5 cdas de azúcar moscabada
  • 1 chorrito de leche

 

Preparación

  1. Mezcla en un tazón las cerezas con el azúcar, y deja reposar durante 20 minutos para que se combinen los sabores.
  2. Extiende la masa para tarta y pica la superficie con un tenedor. Ahora vierte en el centro la almendra en polvo y 3 cdas de azúcar moscabada. 
  3. Coloca encima las cerezas, y cierra la tarta haciendo dobleces con tus manos. 
  4. Moja una brocha de cocina con 1 chorrito de leche, pásala por los bordes de la tarta y espolvorea con el restante de azúcar moscabada.
  5. Hornea a 180°C durante 25 minutos.
  6. Finalmente, decora espolvoreando con pistache en trozos.

Comenta esta receta

Tarta de chocolate y cuajada (El rincón de la mariposa) Torta de Patata y Almendra