Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Bundt Cake de red velvet con frosting de queso crema

De

En este pastel se unen dos grandes de la repostería el Red Velvet y el Bundt Cake. Es un bizcocho suave y esponjoso con un ligero sabor a cacao y una imagen ideal para cualquier evento.

Puntúa esta receta 3.9/5 (33 Votos)

Ingredientes

  • Para el bizcocho:
  • 170 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 450 gr. azúcar normal
  • 500 gr. harina normal
  • 4 huevos M
  • 2 cdas. de colorante rojo en gel (yo usé en gel de Wilton y en pasta de Sugarfair)
  • 15 gr. de cacao en polvo (yo usé VALOR)
  • 1 cdta. de extracto de vainilla
  • 1 cdta. sal
  • 350 ml. buttermilk
  • 1 1/2 cdta. vinagre
  • 1 cdta. levadura química
  • 1 1/2 cdta. bicarbonato sódico
  • Para el frosting:
  • 200 gr. queso crema (tipo Philadelphia)
  • 100 gr. azúcar glass
  • 200 ml. nata líquida para montar fría

Especificaciones

Dificultad Media
Tiempo de preparación 30minutos
Tiempo de cocción 60minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Bundt Cake de red velvet con frosting de queso crema - Paso 1

Del bizcocho:

Si no tenemos buttermilk, la preparamos con 350 ml. de leche y dos cucharadas de zumo de limón. Lo dejamos reposar unos 20 minutos y listo.
Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos nuestro molde, ya sea con mantequilla y harina o con spray antiadherente y reservamos.
En un bol, tamizamos la harina, el cacao en polvo, la levadura, la sal y reservamos.
En otro bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar y batimos hasta obtener una masa esponjosa, ligera y que haya blanqueado.
Seguidamente añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición. Añadimos la vainilla junto con el colorante y mezclamos hasta integrar y conseguir que nuestra masa quede uniforme. (Para desliar un poco el colorante en pasta, lo mezclé con un poco de buttermilk).
Ponemos el bicarbonato en un bol y añadimos el vinagre. Mezclamos. Empezará a echar pequeñas burbujas pero es normal. Añadimos la mezcla de bicarbonato a la masa y mezclamos bien hasta integrarla.
Ahora, incorporamos a la masa la mezcla de harina y cacao con la buttermilk, de forma alterna hasta completar, terminando con la harina, y conseguir que nuestra masa quede homogénea.
Vertemos nuestra masa en el molde que vayamos a utilizar. Cuando echemos la masa, no lo haremos de golpe sino inclinando el molde y dejando que la masa resbale por el lateral hasta que lo echemos todo.
Introducimos el molde en el horno precalentado durante unos 60 minutos aproximadamente o hasta que pinchemos nuestro bizcocho y veamos que la aguja sale limpia.
Transcurrido el tiempo, sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar en el molde durante unos 10 minutos. Después, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar totalmente en una rejilla .

Paso 2

Bundt Cake de red velvet con frosting de queso crema - Paso 2

Del frosting:
Mientras se enfría el bizcocho, podemos preparar el frosting.
Antes de nada, habremos metido en la nevera un cuenco metálico y las varillas para montar la nata.
Montamos la nata.
Ponemos en un bol el queso y el azúcar y mezclamos hasta conseguir una crema suave. No demasiado porque ya sabéis que el queso se licua rápidamente.
Vamos añadiendo la nata al queso poco a poco y lo vamos mezclando con movimientos suaves y envolventes hasta que esté todo bien integrado. Conseguiremos una crema ligeramente untuosa que pondremos sobre el bizcocho o lo utilizaremos para acompañarlo.

(Si queréis mantener el rojo tan bonito por fuera, os aconsejo que lo hagáis con spray porque la harina se quedará pegada al bizcocho y le dará un tono blanquecino. Yo lo intenté con cacao en vez de con harina y se quedó con un marrón rojizo que no era lo que yo buscaba. La próxima vez, spray seguro, merece la pena).

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves y coloridos pastelitos de remolacha, el postre que te va a conquistar

¿Qué tal un postre original y divertido para la merienda? Si tienes niños en casa, sabes lo difícil que puede ser hacer que coman verduras. Por suerte, existen recetas "tramposas" con resultados increíbles, como estos pastelitos de remolacha, más saludables que los que están hechos solo con harina. Su divertido color se obtiene de manera natural, y de su sabor ni hablamos... ¡tienes que probarlos!

 

Ingredientes:

  • 2 remolachas cocidas
  • 2 huevos
  • 150ml de aceite
  • el jugo de 1/2 limón
  • 250g de harina
  • 150g de azúcar
  • 10g de polvos para hornear
  • 1/2 tableta de chocolate oscuro

 

Preparación:

  1. Corta en cubos las remolachas y licua junto con los huevos, el aceite y el limón.
  2. En un tazón mezcla la harina, el azúcar y los polvos para hornear.
  3. Incorpora la remolacha a los ingredientes secos y bate muy bien hasta obtener una masa sin grumos.
  4. Vierte en un molde para cupcakes y hornea a 180°C durante 20-25 minutos. 
  5. Mientras tanto, derrite el chocolate a baño maría o en el microondas, cuidando que no se queme. 
  6. Cuando tus pastelitos estén listos, desmolda con cuidado y cubre con el chocolate derretido. Deja enfriar y disfruta.

Comenta esta receta

Tarta de queso (Juanita) Cake con cerezas y nueces