Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Helado de vainilla y nueces de macadamia caramelizadas

De

"Este helado es el preferido de mi mitad, o por lo menos de los que la marca Häagen-Dazs oferta. Le pedí un voto de confianza para seguir aprendiendo con mi adquisición de este verano y me lo concedió al instante, eso sí, sin tardar por favor... .
No sé si está tan rico como el de la marca pero lo que sí puedo garantizar es que está elaborado con mucho amor especialmente para él por ser una de las mejores personas que conozco, por las sensaciones, por cumplir todos mis deseos -entre ellos el más importante de mi vida- además de darme la oportunidad día tras día de compartirlos con él y porque espero y deseo seguir viendo cómo se transforman nuestros sueños en realidad; en fin porque le quiero mucho mucho y espero llegar hasta la cachabina con estas sensaciones (y más allá...); así que, aunque me ha dicho que está muy muy rico, espero de corazón que le haya gustado tanto como a mí preparárselo.
De todas las recetas de helado de vainilla que revisé, escogí la receta de vainilla clásica que tenía guardada en un especial verano de la revista Lecturas, eso sí añadiendo azúcar invertido."

Puntúa esta receta 3.4/5 (132 Votos)

Ingredientes

  • - 1 vaina de vainilla
  • - 300 ml. de leche
  • - 4 yemas de huevo
  • - 75 gr. de azúcar (yo usé 50 gr. de azúcar y 25 gr. de azúcar invertido con las yemas y otros 25 gr. con la nata montada)
  • - 1 c/c de maizena
  • - 300 ml. de nata para montar
  • - 100 gr. nueces de macadamia
  • - 100 gr. de azúcar para caramelizar

Especificaciones

Dificultad Media
Tiempo de preparación 30minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Cortamos la vaina a lo largo sacando las semillas y añadiéndolas junto con la vaina a un cazo con la leche al fuego hasta que hierva. Apartamos, tapamos y dejamos que infusione.
Batimos las yemas con 50 gr. de azúcar, el azúcar invertido y la maizena hasta conseguir una mezcla cremosa y blanquecina. Colamos la leche y apartamos la vaina, echamos un poco de leche en la mezcla, removemos bien y añadimos toda esta mezcla a la leche poco a poco, removiendo constantemente con unas varillas, calentando la mezcla a fuego lento hasta que espese. Dejamos enfriar.
Montamos la nata con el azúcar restante y a la nevera hasta que enfríe bien la crema para poder mezclarlas. Cuando las hayamos mezclado, a la nevera al menos 4 horas.
Troceamos las nueces y las echamos en una sartén con el azúcar, removiendo hasta que el azúcar tome un color dorado. Las echamos en papel sulfurizado y vamos separando los trozos con dos cucharas para que no quede todo pegado. Cuando enfríen un poco, seguimos deshaciendo al gusto con las manos hasta que queden los trocitos de las nueces caramelizadas del tamaño deseado.
Echamos la mezcla en la heladera (la cubeta llevará 24h. al menos en el congelador) y mantecamos durante 45 minutos. Al molde elegido y añadimos las nueces caramelizadas, removemos para que se mezclen bien y al congelador.

"CAPRICHO DE DIOSES... una vez utilizada, lavamos la vaina de vainilla, la secamos y conservamos en un bote lleno de azúcar. Al cabo de una semana más o menos, tendremos un azúcar perfumado con este maravilloso aroma."

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta esta receta

Espaguetis con huevas de mújol y nueces Pudin de pan