Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tiras de pollo rebozadas con kikos

De

Más fácil imposible, ideal para cenas o para recibir visitas. Se trata de una forma original de empanar o rebozar unas tiras de pollo. El kiko le otorga un crocante y un sabor muy especiales.

El equipo de Rebañando

Más fácil imposible, ideal para cenas o para recibir visitas. Se trata de una forma original de empanar o rebozar unas tiras de pollo. El kiko le otorga un crocante y...

Puntúa esta receta 2.6/5 (8 Votos)

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo entera
  • 200 grs de kikos
  • 1 huevo batido
  • Sal
  • pimienta y aceite de oliva
  • Kétchup
  • mostaza
  • salsa barbacoa
  • salsa de pimienta
  • salsa de yogur...

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 25minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico
Adapted from thehitchcook.com

Preparación

Paso 1

Lo primero es limpiar bien las pechugas de huesecillos y telillas. Hay que echarle paciencia y mimo, o pedirle al carnicero que nos haga el juego sucio. A mí, personalmente, me gusta enfrascarme en la batalla y cortar las tiras a mi gusto. Es conveniente no coger pechugas fileteadas (de las que vienen ya en bandejas) porque suelen ser muy finas y en esta receta nos interesa que tengan "cuerpo".

Una vez limpias, vamos cortando tiras de cierto grosor para que el bocado sea más apetitoso. Las salpimentamos y reservamos.

Paso 2

Por otro lado trituramos los kikos. Para ello podemos: usar la Thermomix (unos 5 segundos a velocidad 4), o con una trituradora, o si no tenemos estos artilugios, podemos colocar los kikos dentro de un paño de cocina y golpearlos con un mazo de cocina. La idea es que queden "rotos", en trocitos, no que queden como pan rallado.

Batimos bien un huevo, ponemos aceite a calentar en una sartén y disponemos todos los elementos para ir rebozando o empanando en cadena. Primero pasamos las tiras por huevo (eliminamos el exceso) y las cubrimos completamente con los kikos. Vamos friendo por tandas.

Sacamos sobre un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y continuamos hasta terminar con todo el suministro.

Servimos las tiras rebozadas con la salsa que más se nos antoje y a disfrutar de un bocado crujiente, divertido y sorprendente. ¡Que aproveche, hitchcookianos!

Película ideal para degustar este plato: THE GOONIES ("Los Goonies" de Richard Donner - 1985)

También te gustará

Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta esta receta

ROLLITOS DE SALMÓN Y ESPÁRRAGOS Bizcocho de calabacín