Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

El chocolate blanco: el chocolate menos querido de los amantes de lo dulce

El chocolate blanco: el chocolate menos querido de los amantes de lo dulce

 

El chocolate blanco tiene una muy mala reputación, la culpa la tienen algunos chocolates industriales hiper azucarados que lo han hecho popular.

 

A pesar de ser la oveja negra de la familia de los chocolates, aún no ha dicho su última palabra. ¿Sabías que el consumo del chocolate blanco ha aumentado a nivel mundial durante estos últimos años?

 

 Hoy en día, es un gran aliado de la pastelería y gracias a él podemos encontrar gran número de variedades trabajadas y de calidad con su inconfundible toque lácteo.

 

 

 ¿Qué es el chocolate blanco?

 

Le chocolate blanco ve la luz en Suiza en los años 30 cuando Nestlé buscaba soluciones para dar salida a la manteca de cacao. Está compuesto de manteca de cacao (grasa natural del cacao que se extrae durante el proceso de fabricación del chocolate), leche en polvo y azúcar. Las proporciones dependen del fabricante, teniendo en cuenta que el chocolate blanco debe contener al menos 20% de manteca de cacao y 14% de leche en polvo.

 

 

En repostería, el chocolate blanco da mucho juego

 

Le da consistencia a la receta;  podemos añadirlo a una pannacotta para reemplazar la gelatina, por ejemplo.

También podemos utilizarlo al puesto de la mantequilla en algunas recetas ya que el chocolate blanco contiene grasa natural, es una manera de reducir el consumo de grasa animal.

 

Le empresa Valrhona  tiene una receta de tarta de limón con crema de limón en la que una parte de la mantequilla y el azúcar son reemplazados por una cobertura de chocolate blanco.

El chocolate blanco es además una buena base para los sabores ya que, además de ser neutro, su nivel de materia grasa permite fijar los aromas como las especias, las frutas etc.

 

Aporta un fantástico equilibrio a los cítricos y frutas del bosque. Un mousse de chocolate blanco con frambuesas es un placer irresistible.

 

Este chocolate aporta además un toque ligero, por ejemplo, los grandes maestros de la pastelería renunciaron hace mucho tiempo a las cremas de mantequilla para rellenar los famosos "macarons", el relleno de hoy en día es a base de chocolate blanco montado al que se le añade el sabor elegido.

 

 ¿Te hemos convencido? Seguro que no volverás a rechazar una onza de chocolate blanco.

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Cucharitas de chocolate, una golosina fácil y original para chicos y grandes

Para una golosina súper rápida pero llena de sabor, nada como estas cucharitas de chocolate. Son ideales para servir en reuniones o fiestas infantiles, además de que son muy lindas decoradas y puedes modificar la receta añadiendo tus ingredientes favoritos: frutos secos, arroz inflado, arándanos, etc. ¡Están de rechupete!

 

Ingredientes:

  • 1  1/2 tableta de chocolate oscuro
  • 100g de galleta triturada
  • 1/2 tableta de chocolate con leche
  • 1/2 tableta de chocolate blanco
  • para decorar: perlas de azúcar, coco rallado, dulces, frutos secos, etc. 
  • 8-10 cucharitas

 

Preparación:

  1. Derrite 1 tableta de chocolate oscuro al microondas o baño maría.
  2. Combina con la galleta triturada. Puedes cambiarla por nueces o cereales a tu gusto.
  3. Con tus cucharitas toma 1 cda de chocolate con galleta. Colócalas en un plato o bandeja y congela durante 20 minutos.
  4. Mientras tanto, derrite el resto de los chocolates en tazones diferentes.
  5. Toma tus cucharitas congeladas y pásalas por el chocolate derretido para que queden cubiertas. 
  6. Vuelve a congelar durante 10 minutos. Saca y decora con dulces, coco rallado, etc. 

Comenta este artículo

es el mas rico de todos QUE MENTIRA ESTE ARTICULO

Comentario de

El smoothie lleno de vitaminas que combate la tripita tras las vacaciones La dieta que causa furor en Hollywood