Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Esponjosa y delicada: la Angel Food Cake te hará tocar el cielo

De,
Rebañando

Prova la fluffosa, la torta più alta e soffice che esista
©instantanesdeparis

La tarta esponjosa: ¿novedad o reinterpretación?

Desde hace un tiempo, vemos por todas partes unas tartitas coloridas y con un aspecto esponjoso. Se trata de un postre de origen anglosajón llamado chiffon cake o angel cake, su particulatidad es tanto su aspecto como su textura esponjosa así como su  volumen.

En Italia, esta rica tarta se conoce como "fluffosa", de la voz inglesa "fluffy" (esponjoso), el nombre que los food bloguers italianos le han otorgado al dulce.

Lo que más nos gusta de esta tarta es la satisfacción de verla crecer poco a poco en el horno y sobre todo, lo sencilla que resulta.


Prova la fluffosa, la torta più alta e soffice che esista
©cityguide.paris-is-beautiful

Da rienda suelta a tu imaginación
Esta tarta se adapta a todos los gustos; puedes rellenarla de lo que quieras y variar el sabor según la ocasión con solo un par de detalles como el extracto de vainilla o de almendra, por ejemplo.

Para una fiesta prepara una salsa de chocolate para acompañar, para una merienda acompáñala de trocitos de fresa y frambuesas, para un regalo original prepárala con algún colorante natural para que quede más vistosa...las posibilidades son casi infinitas.

Prueba la versión sin gluten y la versión vegana
Monica Zacchia es autora de un libro en el que encontrarás una gran lista de ideas para preparar esta original tarta. Entre estas versiones, encontrarás la tarta sin lactosa o la versión sin gluten. Zacchia propone la "fluffosa" de café, de pistacho, de remolacha...¡Haz feliz a todos con la gran variedad de sabores!

Descubre nuestras recetas de Angel Food Cake.


Prova la fluffosa, la torta più alta e soffice che esista

¿Cuál es el secreto de esta tarta?
Para que tu Angel Food Cake quede vistoso y lleno de color, puedes utilizar zumo de frutas con ayuda de un exprimidor y retirando la pulpa para que el zumo quede bien líquido y así no estropear "la subida" de la tarta durante el horneado.

Otro de los pasos esenciales para que la tarta salga bien, es el momento en el que debe enfriarse boca abajo para evitar que se desmonte o que se aplane.

 

 
La receta clásica de  Monica Zacchia):


Molde de 26-28 cm (cuidado con la elección del molde)

-300 g de azúcar
-285 g de harina
-7 huevos
-170 g  de zumo de limón bien filtrado
- El zumo y la ralladura de 1 limón bio
-120 g de aceite de girasol
-11g de levadura en polvo
- 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
-1/2 vaina de vainilla (o 1 cucharadita de extracto natural) 
- Azúcar glas para espolvorear por encima


Preparación

Separa las claras de las yemas. Tamiza la harina y échala en un bol grande o ensaladera junto con el azúcar, la levadura en polvo y el bicarbonato.

Haz un agujero en el centro y echa a continuación los siguientes ingredientes en este mismo orden y sin mezclar: aceite, yemas, zumo de limón y la ralladura, semillas de la vaina de vainilla; mezcla bien y añade por último las claras montadas a punto de nieve bien firmes y con una pizca de sal.

Echa la mezcla en el molde desmontable adherente (los hay específicos para Angel Food Cake) sin necesidad de engrasarlo previamente.

Si no dispones de un molde especial, puedes utilizar uno básico desmontable, en este caso, engrasa y echa un poco de harina antes de agregar la masa.

Hornea a 165° unos 55 minutos, sube la temperatura a 175° otros 10 minutos.

Deja que se enfríe dando la vuelta al molde sobre sus patitas (hablamos de molde especial) o sobre una rejilla con el molde básico.

Como toque final, espolvorea con el azúcar glas.

 

Más recetas de Angel Food Cake

 

¿Te animas a probar?

 

 

 

 

 

 


 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

4 recetas de helados caseros ¡fáciles y deliciosos!

4 recetas de helados caseros ¡fáciles y deliciosos!

Comenta este artículo

Cookies de chocolate con leche fáciles y rápidas para saciar tus ganas de dulce Alimentos caducados que puedes consumir sin ningún riesgo