Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Baklava

De

Los baklava son unos pastelitos de pasta filo, rellenos de pistachos, nueces o almendras. Yo pensaba que eran típicos libaneses, pero se comen en todos los países de la zona. Los conocí en el restaurante de Santa Cruz (Tenerife), donde los hacen buenísimos. Después, los he comido en muchos sitios. Una vez me quedé en Londres en un “bed & breakfast”, cerca de una calle donde había muchos establecimientos de oriente medio. Todas las noches, de regreso al hotel, me compraba una bandejita. Como en casi todas las habitaciones de Londres hay un calentador de agua y bolsitas de té de cortesía, al llegar me tomaba mi té con pastelitos. No os podéis ni imaginar lo bien que me sabían.

Puntúa esta receta 4.2/5 (17 Votos)

Ingredientes

  • 20 láminas de pasta filo (un paquete de 400-500 g)
  • 500 g de pistachos naturales pelados
  • 250 g de mantequilla
  • 1/2 taza de pan rallado
  • ½ cucharadita de canela
  • 500 ml de agua
  • 500 g de azúcar
  • Jugo de ½ limón
  • 2 cucharadas de agua de azahar

Especificaciones

Personas 48
Dificultad Media
Tiempo de preparación 30minutos
Tiempo de cocción 30minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Para hacer el jarabe, ponéis en un cazo al fuego en agua, el azúcar, el limón y el agua de azahar. Cuando hierve, lo dejáis a fuego lento 5 minutos. Lo reserváis.

Paso 2

Encendemos el horno a 180º, sin gratinador.
Picamos los pistachos con un robot, pero sin que queden totalmente pulverizados. Está bien que quede parte en polvo y otra parte en trozos un poco grandes. Mezclamos la canela y el pan rallado.
Derretimos la mantequilla.
Con un pincel de cocina, engrasamos el molde. Colocamos una lámina de pasta filo y la untamos de mantequilla. A continuación, hacemos lo mismo con otra lámina. Así hasta poner 10 láminas. Las láminas deben de cubrir todo el fondo y subir un poco por los lados.
Echamos la mezcla de pistachos y aplastamos bien para que quede uniforme y llegue a todas las esquinas.
Cubrimos con las otras 10 láminas, untando cada lámina con mantequilla. Echamos también mantequilla por la parte superior.
Cortamos con un cuchillo, hasta el fondo del molde, rombos. Para ello, primero hacemos las diagonales y después vamos completando, intentando que queden todos los rombos aproximadamente del mismo tamaño.

Paso 3

Metemos al horno 30 minutos. Si vemos que se dora demasiado, cubrimos con papel de hornear, sin apretar.
Nada más sacarlo del horno, echamos la mitad del jarabe por encima. Esperamos cinco minutos y echamos el resto. Lo dejamos reposar en la nevera destapado, al menos hasta el día siguiente.

Debe reposar un día en la nevera.

También te gustará

Técnicas de cocina

4 recetas de helados caseros ¡fáciles y deliciosos!

4 recetas de helados caseros ¡fáciles y deliciosos!

Comenta esta receta

Tarta Sava Baklava