Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Todo lo que necesitas saber para hacer un café de filtro insuperable

De,
Rebañando

 

Todo lo que necesitas saber para hacer un café de filtro insuperable

Deja de pensar que el café de filtro (también conocido como café americano) solo es cosa de los Estados Unidos y que no es más que un vulgar jugo de media. El café de filtro es una TENDENCIA, ya que ofrece una gama de sabores únicos que ni siquiera podrías imaginar. Si todavía no estás convencida, sigue estos 8 consejos y verás que son la clave para hacer un café INSUPERABLE:

 

1- Calienta la jarra de café llenándola con agua caliente y después vacíala. De esta forma, la jarra mantendrá la temperatura adecuada durante más tiempo.

2- Enjuaga el filtro de café con agua caliente para quitarle el sabor de papel.

3-  Para hacer 1 litro de café necesitarás 60 g de granos de café, lo que equivale a 12 g para una taza grande o a 6 o 7 g para una taza más pequeña.

4- Muele el café al último minuto para así mantener todos los sabores. El café molido debe tener la consistencia de arena fina.

5- Calienta el agua hasta que empiece a burbujear pero sin que hierva, para que no se pierda ningún matiz de sabor.

6- Vierte una pequeña cantidad de café en el filtro y la misma cantidad de agua, deja en infusión de 30 a 45 segundos, y agrega el resto del agua poco a poco, revolviéndola encima del café.

7- Revuelve el café con una cucharilla y disfrútalo.

8- Utiliza tazas de porcelana, ya que este material absorbe el calor y mantiene el café a una temperatura adecuada.

 

¡Ahora te toca a ti! Un buen café de filtro hecho en casa es la mejor forma de empezar el día con buen pie.

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Pudín antioxidante de manzana y chía ¡el desayuno más fácil y rápido!

Si quieres empezar tu día con un desayuno saludable que te llene de energía, entonces tienes que probar este pudín de manzana y chía. Tiene un alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y proteína, ¡todo lo que tu cuerpo necesita! Lo mejor de todo es que puedes prepararlo la noche anterior en un frasco y llevarlo contigo a cualquier lugar. ¿Se te antojó?

 

Ingredientes

  • 2 cdas de semillas de chía
  • 50 ml de leche de coco
  • 2 cdas de miel de maple
  • 2 manzanas
  • 2 cdas de granola
  • 1 pizca de canela en polvo
  • arándanos, pasas o bayas de goji para decorar

Preparación

  1. En un tazón o frasco mezcla 2 cdas de chía con 2 o 3 cdas de leche de coco, lo suficiente para que queden cubiertas. Endulza con miel de maple, stevia o azúcar.
  2. Aparte, corta 2 manzanas en trozos medianos, e introduce en la licuadora con la granola, canela, miel de maple y leche de coco restante.
  3. Licua hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. 
  4. Vierte en un tazón o frasco un poco de manzana molida, añade la chía y refrigera durante toda la noche.
  5. Por la mañana, sirve con fruta picada, coco rallado, pasas, almendras o tu topping favorito. ¡Delicioso!

Comenta este artículo

¡Embarazo sano! ¿Qué alimentos debo consumir si estoy embarazada? 5 buenas razones para no dejar de tomar la sopa