Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Pulpo a la gallega

De

"También llamado pulpo a feira, hoy día forma parte de la bandera gallega, de ahí que respete su nombre, que por otro lado le corresponde por su carácter festivo y porque fue en las ferias donde se inició. En ellas, se cocían los pulpos en grandes ollas de cobre. ¿Por qué de cobre? Para poder "asustarlo" tres veces sin que el agua se enfríe. Cuando el agua hierva, se sumerge el pulpo durante un minuto y se saca durante otro para que se enfríe. Se repite la operación tres o cuatro veces, y luego ya se deja hervir. No se sabe el motivo científico, pero solo así queda perfecto. Hay quién dice que es para que la piel se agarre a la carne y las ventosas no se despeguen, otros para que se rompan los nervios y por ello se encogen los tentáculos... . También hay quien aconseja dejarlo enfriar dentro de la olla, en su propio agua, hasta que se vaya al fondo.
Antes de cocerlo, el pulpo necesita ablandarse, para ello tradicionalmente se le "daba una paliza". Hoy en día, esto se consigue congelando el pulpo mínimo dos días para matar el nervio, ya que al transformarse el agua del propio alimento en hielo, éste ocupa un mayor volumen y hace que se rompan los tejidos y por tanto la carne queda más tierna. Si tienes la suerte de conseguirlo fresco, congélalo inmediatamente porque no sólo se conservará durante meses con todo su sabor, sino que evitarás tener que machacar sus tentáculos uno a uno para ablandarlo.
Se presenta con cachelos, que pueden ser cocidos en el mismo agua de la cocción o aparte."

Puntúa esta receta 3.3/5 (136 Votos)

Ingredientes

  • - 1 pulpo de 2-3 kg.
  • - Sal
  • - Laurel
  • - Cachelos
  • - Pimentón dulce y picante
  • - Aceite de oliva

Especificaciones

Personas 3
Dificultad Media
Tiempo de preparación 60minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

En una olla con agua, echamos sal y una hoja de laurel y la llevamos a ebullción. Metemos el pulpo en la olla y lo sacamos, esperamos a que vuelva a hervir para meterlo en el agua y sacarlo, "asustándolo" así tres veces. Observaremos que sus tentáculos encogen, en ese momento lo dejamos cocer a fuego medio hasta que se pueda meter la punta del cuchillo en la base de los tentáculos sin problema. Apagamos el fuego en este punto y dejamos reposar unos minutos dentro del agua.
Lo sacamos y lo dejamos enfriar, cortamos en rodajas y las colocamos en una tabla de madera y aliñamos con pimentón dulce (yo utilizo dulce y picante) y abundante aceite de oliva. Yo no tengo tabla de madera así que utilicé un plato grande.
El agua de la cocción la podemos congelar y aprovechar para otras recetas.

"CAPRICHO DE DIOSES... con un ribeiro en sus tazas... ainsss...."

También te gustará

Técnicas de cocina

Croquetas de queso y coliflor, exquisitas y ligeras

 

Estas suculentas croquetas lo tienen todo para triunfar... ¡no dejarás ni una!

 

INGREDIENTES: 

  • 1/2 coliflor.
  • 1/2 cebolla picada.
  • 30 gr de pan rallado.
  • 25 gr de queso rallado.
  • 25 gr de parmesano.
  • 1 huevo.
  • Cebolleta picada.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

 

PREPARACIÓN:

1. Trocea y pon a cocer la media coliflor (10 minutos aproximadamente). Una vez cocidos, pon los trozos en un gran bol o ensaladera y aplástalos con un tenedor.

2. Añade la media cebolla picada y el pan rallado. Esparce queso rallado sobre toda la superficie y, sobre él, el parmesano. Ahora ya solo queda por agregar una pizquita de sal y el huevo (sin batir).

3. Con la ayuda de unas tijeras, pica un poco de cebolleta directamente sobre la mezcla. Remueve e integra bien todos los ingredientes.

4. Agarra pedacitos de la masa y ve dándole forma a las croquetas con las manos.

5. Suficientemente separadas entre sí, disponlas sobre una bandeja con papel para hornear y píntalas con un poco de aceite.

6. Mételas en el horno (ya precalentado) durante 15 minutos a 190ºC.

 

Sírvelas mientras aún estén calientes y acompañadas de la salsa que más te guste. 

 

Comenta esta receta

Pulpo a la Gallega con espuma de patata Pulpo a la gallega