Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Glo

Tarta Red Velvet

De

Tarta de bizcocho de intenso color rojo y sabor delicioso.

Puntúa esta receta 4.8/5 (14 Votos)

Ingredientes

  • Bizcochos:
  • 125 gr. mantequilla
  • 275 gr. azúcar
  • 2 huevos
  • 280 gr. harina repostería
  • 15 gr. cacao en polvo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (Royal)
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita sal
  • 240 gr. buttermilk (Yo usé 240 grs. de leche entera
  • añadí una cucharada sopera de limón y dejé 10 minutos a que se cortara)
  • 2 cucharaditas colorante rojo en pasta (Wilton)
  • 1 cucharadita vinagre blanco
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • Frosting de queso crema:
  • 250 gr. de queso crema
  • 200 ml. de nata para montar
  • 4 cucharadas soperas de azúcar glass

Especificaciones

Personas 8
Dificultad Media
Tiempo de preparación 40minutos
Tiempo de cocción 40minutos
Coste Medio
Adapted from cocinarconamigos.blogspot.com.es

Preparación

Paso 1

Lo primero hacer los bizcochos para ello precalentamos el horno a 170°C y preparamos dos moldes de 22 cm. yo solo tenía 1 molde por lo que hice primero un bizcocho y luego otro. Colocamos papel vegetal en la base, cubrimos de mantequilla y le espolvoreamos harina para hacerlo antiaderente.

En un bol mezclar la harina, el cacao en polvo, la levadura Royal, el bicarbonato sódico y sal, tamizarlo y reservar. En otro bol mezclar la buttermilk casera (o comprada si la encontraste) con el colorante rojo, el extracto de vainilla y el vinagre y reservar.

En un plato hondo batimos la mantequilla pomada con el azúcar, hasta que consigamos una mezcla esponjosa. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, cuando el primero se haya incorporado bien añadimos el siguiente y batimos durante 1 minutos más aproximadamente.

Ahora dividimos virtualmente los ingredientes secos (harina, cacao...) en tres partes y los líquidos (buttermilk...) en dos partes y lo integramos todo mezclando bien en este orden, una parte de secos, una parte de líquidos, una parte de secos, una parte de líquidos, una parte de secos.

Dividimos la masa en dos partes iguales de peso y y vertemos una en nuestro molde (o cada una en un molde si tenéis dos), alisamos la parte superior y horneamos durante 25-35 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Dejamos enfriar el molde sobre una rejilla durante 15 minutos. Pasado este tiempo sacamos el bizcocho del molde y lo dejamos enfriar durante al menos 45 minutos. Rellenamos nuevamente con la segunda parte del bizcocho y repetimos el proceso de horneado.

Pasados los 45 minutos de enfriamiento envolvemos cada uno en papel film y los dejamos en la nevera durante la noche.

Paso 2

Para el frosting de queso crema montamos la nata y reservamos. En un bol mezclamos el queso crema con el azúcar glass y cuando esté completamente integrado le añadimos la nata montada y con una espátula vamos mezclando de fuera hacia dentro. Dejamos enfriar un par de horas en la nevera y podemos montar nuestra tarta.

Cogemos el primer bizcocho, lo colocamos en el plato donde lo serviremos, añadimos un dedo de frosting de queso crema, colocamos el otro bizcocho encima y cubrimos todo de frosting.

Si no tenéis dos moldes iguales podéis comprar los desechables que serán más económicos y ahorraréis tiempo de horneado. El colorante rojo que sea en pasta para que tiña bien.

También te gustará

Técnicas de cocina

Consiéntete con nuestra tarta rústica de cereza y pistache

¿Antojo de postre? El día de hoy tenemos para ti una riquísima tarta de cerezas con pistache. Su combinación de aromas y sabores te va a encantar, sobre todo si la acompañas de un rico café. 

 

Ingredientes

  • 1 masa para tartas (puede ser comprada o puedes prepararla en casa
  • 750g de cerezas frescas o congeladas
  • 60g de azúcar
  • 60g de almendras molidas
  • 1 taza de pistache en trozos
  • 5 cdas de azúcar moscabada
  • 1 chorrito de leche

 

Preparación

  1. Mezcla en un tazón las cerezas con el azúcar, y deja reposar durante 20 minutos para que se combinen los sabores.
  2. Extiende la masa para tarta y pica la superficie con un tenedor. Ahora vierte en el centro la almendra en polvo y 3 cdas de azúcar moscabada. 
  3. Coloca encima las cerezas, y cierra la tarta haciendo dobleces con tus manos. 
  4. Moja una brocha de cocina con 1 chorrito de leche, pásala por los bordes de la tarta y espolvorea con el restante de azúcar moscabada.
  5. Hornea a 180°C durante 25 minutos.
  6. Finalmente, decora espolvoreando con pistache en trozos.

Comenta esta receta

Pastel de fresones y nata Mini cupcakes de terciopelo rojo