Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

GNOMITO

Pudín de queso con plátano y fresas

De

Una forma original y sencilla de que los niños coman fruta.

Puntúa esta receta 0/5 (0 Votos)

Ingredientes

  • - 200 gr de queso crema filadelfia o similar.
  • - 400 ml de leche entera.
  • - 4 cucharadas soperas de azúcar.
  • - 200 gr de fresas limpias.
  • - 2 plátanos maduros.
  • - 5 hojas de gelatina hacendado.
  • - 10 gr de mantequilla.
  • - Caramelo líquido para el molde.

Especificaciones

Dificultad Fácil
Coste Económico

Preparación

Paso 1

En una cacerola ponemos la mantequilla a calentar a fuego bajo porque no nos interesa que hieva. Mientras tanto, pelamos y troceamos los plátanos y limpiamos y lavamos las fresas; los cortamos en trozos pequeños y los añadimos a la olla para que se hagan un poco. Cuando empiecen a estar blandos, añadimos una cucharada de azúcar y dejamos que se caramelicen 5 minutos mas. reservamos y dejamos templar.

Paso 2

Ponemos la gelatina a hidratar en agua fría durante 5 minutos.
Cogemos la batidora de vaso y echamos en ella la leche, el queso crema, 3 cucharadas soperas de azúcar, la gelatina bien escurrida de agua, las fruta caramelizadas y lo batimos todo bien para que no queden grumos. En el caso de que aparezca alguno, podemos pasarlo por un colador para eliminarlos.

Paso 3

Cogemos un molde tipo plum cake y le ponemos en el fondo un poco de caramelo líquido. Echamos la mezcla de la batidora, dejamos que termine de templar y lo metemos a la nevera durante unas horas para que cuaje. Yo como siempre, lo dejo toda la noche.

Paso 4

Pudín de queso con plátano y fresas - Paso 4

A la hora de servir, pasamos el filo de un cuchillo por el borde para despegarlo, lo volcamos sobre una fuente y lo decoramos por ejemplo con fresas cortadas.

También te gustará

Técnicas de cocina

Pudín antioxidante de manzana y chía ¡el desayuno más fácil y rápido!

Si quieres empezar tu día con un desayuno saludable que te llene de energía, entonces tienes que probar este pudín de manzana y chía. Tiene un alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y proteína, ¡todo lo que tu cuerpo necesita! Lo mejor de todo es que puedes prepararlo la noche anterior en un frasco y llevarlo contigo a cualquier lugar. ¿Se te antojó?

 

Ingredientes

  • 2 cdas de semillas de chía
  • 50 ml de leche de coco
  • 2 cdas de miel de maple
  • 2 manzanas
  • 2 cdas de granola
  • 1 pizca de canela en polvo
  • arándanos, pasas o bayas de goji para decorar

Preparación

  1. En un tazón o frasco mezcla 2 cdas de chía con 2 o 3 cdas de leche de coco, lo suficiente para que queden cubiertas. Endulza con miel de maple, stevia o azúcar.
  2. Aparte, corta 2 manzanas en trozos medianos, e introduce en la licuadora con la granola, canela, miel de maple y leche de coco restante.
  3. Licua hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. 
  4. Vierte en un tazón o frasco un poco de manzana molida, añade la chía y refrigera durante toda la noche.
  5. Por la mañana, sirve con fruta picada, coco rallado, pasas, almendras o tu topping favorito. ¡Delicioso!

Comenta esta receta

Tarta Hummingbird Tarta topo con plátano