Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Patatas fritas: la guarnición por excelencia

Las patatas fritas son uno de los acompañamientos o guarniciones más populares, más recurrentes y por qué no decirlo, ¡más ricos!

Se pueden presentar en el mismo plato que la receta principal, de forma separada, para compartir, con salsa o simplemente con sal.

Y tú, ¿cómo las preparas?

Patatas fritas: la guarnición por excelencia

Son baratas, las podemos encontrar en todos o casi todos los restaurantes, tanto para acompañar nuestros platos principales como para compartir con amigos o familiares en forma de ración. Sin duda, las patatas fritas son conocidas en el mundo entero.


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Patatas machacadas, una guarnición con el doble de sabor

 

Con su piel, son perfectas para acompañar o para compartir en una reunión de amigos.

 

INGREDIENTES: 

  • Patatas.
  • Queso parmesano.
  • Queso rallado (el o los que más te gusten).
  • Bacon en lonchas.
  • Vinagre balsámico.

 

PREPARACIÓN:

1. Llena una olla grande con agua y ponla a calentar. Ve añadiendo las patatas, que convendrá que sean de tamaños parecidos para que lleguen al punto ideal de cocción todas al mismo tiempo. Esto ocurrirá pasados entre 15 y 30 minutos (puedes pincharlas con un tenedor para comprobarlo).

2. Colócalas sobre una bandeja con papel para hornear y sírvete del culo de un vaso para aplastarlas.

3. Espolvorea el parmesano y pon una lonchita de bacon sobre cada una de ellas. Adereza con un poco de vinagre balsámico y remata generosamente con queso rallado.

4. Mételas en el horno (ya precalentado) durante 15 minutos a 190ºC.

 

El resultado sabe aún mejor de lo que se ve, ¡te conquistarán!

 

Comenta este artículo