Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Cómo reproducir orquídeas a partir de su tallo floral

 

La encontramos en todas las floristerías y la belleza de sus flores hace que nos encante tenerla en casa. Si bien su mantenimiento es relativamente sencillo (necesitan estar en una estancia con un alto grado de humedad, recibir luz pero no estar directamente expuestas a ella y ser pulverizadas únicamente cada 2-3 días), su reproducción es mucho más difícil. ¿Por qué? Pues porque la orquídea phalaenopsis necesita ser polinizada para generar semillas, con lo que lo más probable es que nuestra planta jamás de ningún fruto que podamos replantar para tener otra orquídea. Existe, no obstante, una solución...

 

 

Normalmente, cuando acaba la floración, cortaremos el tallo floral tras la intersección en la que ya vemos nuevos brotes. Mientras hacemos esto, a veces, observaremos que en uno de los nudos de ese tallo se ha generado un hijuelo, una especie de microplanta. Este fenómeno no ocurre siempre, pero cuando ocurre lo que debemos hacer es cortar esa planta nueva por donde esta unida al tallo y plantarla (valga la redundancia) en una maceta transparente con sustrato para orquídeas. Le daremos los mismos cuidados que a la planta madre y tendremos una nueva orquídea, como por arte de magia.

 

Y tú, ¿te animas a intentarlo?

 

¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

Más artículos recién sacados del horno



Comenta este artículo

Tu PELO revela tus PROBLEMAS DE SALUD, ¡compruébalo! Elimina el estrés y los dolores masajeando 5 puntos clave del cuerpo