Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Mejillones a la Toscana

De

Puntúa esta receta 0/5 (0 Votos)

Ingredientes

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Hojas de orégano fresco
  • Escamas de sal negra
  • * Para los mejillones:
  • 1kg mejillones gallegos vivos
  • * Para la salsa de tomate:
  • 5kg tomate pera
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 2 puerros medianos
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar c/s
  • Sal

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 45minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Para los mejillones:

1. Abrir el envase.
2. Añadir los mejillones junto al jugo en una cacerola
3. Cocer a fuego alto, cubriendo el recipiente con una tapadera.
4. Cuando empiece a cocer, bajar a fuego medio hasta que se abran todos los mejillones.
5. Una vez abiertos sacar con unas pinzas y poner sobre una fuente honda, para que escurran todo el jugo.

Paso 2

Para la salsa de tomate:

1. Pelar, cortar la cebolletas y los ajos en juliana.
2. Lavar y cortar los puerros en rodajas.
3. Llevar hasta ebullición una olla con abundante agua.
4. Hacer unas incisiones a los tomates para escaldarlos.
5. Agregar los tomates al agua (tendremos que hacerlos en varias veces) y hervirlos un par de minutos. Sacar del agua y enfriar bajo el chorro de agua, para conseguir que se pelen antes.
6. Reservar los tomates pelados en un bol, triturar con la batidora.
7. Pochar la cebolletas y los ajos en aceite caliente a fuego suave, hasta que estas estén tiernas.
8. Agregar los puerros y seguir pochando.
9. Añadir los tomates triturados al pochado de verduras.
10. Freír la salsa 30 - 45 minutos a fuego medio, rectificar punto de sazón y el punto de acidez con el azúcar.
11. Triturar de nuevo y pasar por un chino.
12. Reservar al Baño María.

Paso 3

MONTAJE DEL PLATO:

1. Sobre una fuente poner 12 conchas con el mejillón, en esta ocasión las conchas las pondremos en dos filas. Unas conchas miraran hacia la derecha y otras hacia la izquierda.
2. Salsear los mejillones con la salsa de tomate cubriéndolos.
3. Acompañar de una hoja de orégano fresco cada mejillón.
4. Rociar con aceite de oliva virgen extra los mejillones, para romper el contraste de la salsa y también aportando brillo a la carne de mejillón.
5. Espolvorear un par de cristales de sal sobre cada concha.

NOTA:

- Los mejillones que hemos utilizado en esta receta son vivos ya que vienen envasados al vacío en atmósfera protegida. Lo único que debemos tener en cuenta al utilizar este tipo de mejillón es que no podemos congelarlos en el recipiente donde vienen. Puesto que el gas que contiene el envase, es utilizado exclusivamente para consumirlos en un par de días por lo que no se recomienda congelarlo porque el mejillón merma y se pudre.

- Para conservar nuestra salsa de tomate frito, podemos hacerla en conserva para tener durante todo el año.

También te gustará

Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta esta receta

Tapenade con tomate seco Mosaico gaudinià de Queso Urgèlia y membrillo con manzana de Girona, pera de Lleida y avellanas de Reus