Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Porridge

De

Un sano desayuno que recuerda a las gachas, hecho con hojuelas de avena cocidas unos pocos minutos en leche con azúcar y plátano.

Puntúa esta receta 3.8/5 (23 Votos)

Ingredientes

  • 1 vaso y medio de leche (puede ser desnatada)
  • 1 vaso de hojuelas de avena
  • 1 cucharada de azúcar integral de caña
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 plátano cortado a rodajas

Especificaciones

Personas 2
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 5minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Se pone a calentar la leche en un cazo lentamente hasta que hierva, siempre removiendo y con cuidado de que no se agarre al fondo.

Paso 2

Se añaden las hojuelas junto con el azúcar, la miel y las rodajas del plátano. Vamos removiendo mientras hierve a fuego medio – bajo durante unos 5 minutos, en los que irá adquiriendo una textura más espesa.

Paso 3

Servimos en cuenquitos.

Se puede preparar de un día para otro, guardándolo en la nevera cuando pierda el calor.

También se puede hacer con leche de soja perfectamente así como sustituir el azúcar por su equivalente en miel, stevia o cualquier tipo de edulcorante.

También te gustará

Técnicas de cocina

Pudín antioxidante de manzana y chía ¡el desayuno más fácil y rápido!

Si quieres empezar tu día con un desayuno saludable que te llene de energía, entonces tienes que probar este pudín de manzana y chía. Tiene un alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y proteína, ¡todo lo que tu cuerpo necesita! Lo mejor de todo es que puedes prepararlo la noche anterior en un frasco y llevarlo contigo a cualquier lugar. ¿Se te antojó?

 

Ingredientes

  • 2 cdas de semillas de chía
  • 50 ml de leche de coco
  • 2 cdas de miel de maple
  • 2 manzanas
  • 2 cdas de granola
  • 1 pizca de canela en polvo
  • arándanos, pasas o bayas de goji para decorar

Preparación

  1. En un tazón o frasco mezcla 2 cdas de chía con 2 o 3 cdas de leche de coco, lo suficiente para que queden cubiertas. Endulza con miel de maple, stevia o azúcar.
  2. Aparte, corta 2 manzanas en trozos medianos, e introduce en la licuadora con la granola, canela, miel de maple y leche de coco restante.
  3. Licua hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. 
  4. Vierte en un tazón o frasco un poco de manzana molida, añade la chía y refrigera durante toda la noche.
  5. Por la mañana, sirve con fruta picada, coco rallado, pasas, almendras o tu topping favorito. ¡Delicioso!

Comenta esta receta

Cookies de avena, chocolate blanco y frutas del bosque Muffins de avena y arándanos