Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Raviolis de queso con ternera

De

Los raviolis ( del italiano ravioli, plural de ravilo "plegado") es una variedad de pasta especial con forma basicamente cuadrada, confeccionada con bastante agua y relativamente poco huevo y rellenos tanto de carne como de vegetales.
La receta que os propongo de raviolis de queso, van acompañados de una salsa de tomate con carne picada de ternera y beicon, que cuece y reduce por espacio de 1 hora y media, con lo que conseguimos una base de tomate realmente deliciosa y fina.

Puntúa esta receta 3/5 (2 Votos)

Ingredientes

  • 800 gr der raviolis de queso
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 5 hojas de laurel
  • 100 gr de tocino ahumado o beicon
  • 400 gr de carne de ternera picada
  • 1 vaso de vino blanco (100 ml)
  • 500 gr de tomate triturado
  • 50 gr de queso curado de oveja
  • 50 gr de mantequilla
  • aceite
  • sal y pimienta negra

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 90minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

FRIE TODO JUNTO.Pela, lava y pica en una juliana muy fina la cebolla y el ajo picado; añade el laurel lavado.Derrite la mantequilla a fuego lento y echa la picada anterior.Trocea el beicon y agrégalo.Deja cocer a fuego lento.

Paso 2

VIERTE EL VINO.Transcurridos 10 minutos, incorpora la ternera y salpimenta, vierte el vino, el tomate triturado y deja cocer a fuego mínimo y tapado 1 hora y 30 minutos.Remueve con una cuchara de madera cada 10-15 minutos.

Paso 3

CUECE LA PASTA.Unos 30 minutos antes de terminar la cocción, pon al fuego una cazuela grande con agua, sal y un hilo de aceite de oliva.Cuando rompa a hervir, echa los raviolis y cuécelos al dente.
MEZCLA LA SALSA.Saca la pasta escurrida, disponla en los platos a servir y vierte encima la salsa de carne sin el laurel; cubre con el queso cortado en lasquitas muy finas y sirve de inmediato.

También te gustará

Técnicas de cocina

Tartiflette, una receta para los muy amantes del queso

 

Pan, patatas, bacon y, por supuesto, mucho queso. ¿Qué es? Una tartiflette en formato fondue, o dicho de otro modo, el paraíso de los muy queseros.

 

INGREDIENTES: 

  • 1 pan de campo o pan de pueblo.
  • 1 queso reblochon.
  • 15 patatas pequeñas.
  • 7 u 8 lonchas de bacon.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolleta.
  • Sal gorda.
  • Aceite de oliva.

 

PREPARACIÓN:

1. Abre el pan por la mitad y vacía la base de miga con la ayuda del cuchillo de pan y una cuchara. En el hueco, coloca el queso. Tápalo de nuevo con la parte de arriba, envuélvelo por completo en papel de aluminio e introdúcelo en el horno a 180 ºC durante 30 minutos.

2. Mientras, pon a hervir 15 patatas pequeñas en agua salada.

3. Corta las lonchas de bacon en dos y extiéndelas. Cuando estén hechas, envuelve cada una de las patatas en uno de los trocitos de bacon y ponlas en una bandeja para hornear junto con los dientes de ajo machacados (sin pelar), un chorrito de aceite de oliva y sal. Hornea durante 20 minutos a 180 ºC.

4. Saca el pan del horno, ábrelo y espolvorea la cebolleta picada por encima del queso.

 

Sírvelo todo junto y moja las patatas en el queso antes de llevártelas a la boca. ¡Mmmh!

 

Comenta esta receta

Raviolis de Calabacín con Mascarpone y Piñones Pasta con pera, gorgonzola y nueces