Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Margot

Bocaditos de queso con mermelada de higos

De

Esta receta, ideal para un entrante, está basada en una tapa que probé hace muchos años en un bar de Palma de Mallorca y de la que me enamoré. Desde entonces la he reproducido a mi estilo y es una de esas cosas que sorprenden por su sencillez y exquisitez en la combinación de sabores. ¡Os va a encantar!

Puntúa esta receta 4.2/5 (39 Votos)

Ingredientes

  • 120 g de queso de cabra (en rulo)
  • 1 bolsa de canónigos
  • mermelada de higos Hero
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • vinagre

Especificaciones

Personas 2
Dificultad Fácil
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Cortar el rulo de queso de cabra sin corteza en 6 rodajas. Pasar cada rodaja por huevo batido y pan rallado, con cuidado que no pierda la forma redonda.

Paso 2

En una sartén con aceite bastante caliente freír cada rodaja de queso empanada durante unos 30 segundos por cada lado, lo suficiente para dorar por fuera pero que no se deshaga el queso por dentro. Colocar sobre papel absorbente y reservar.

Paso 3

Montar el plato con tres bocaditos de queso cubiertos con mermelada de higos y acompañados de los canónigos salpimentados y aliñados con aceite y vinagre.

También te gustará

Técnicas de cocina

Deliciosos bocaditos de espinaca y ricotta para la hora del aperitivo

¿Buscas ideas para la hora del aperitivo? Para salir de las típicas chips y galletas saladas del supermercado, puedes probar estos suaves y deliciosos bocaditos a la italiana con espinacas y queso ricotta. ¡Además te compartimos un pequeño truco para que te queden increíbles sin esfuerzo!

 

Ingredientes:

  • 1 rollo de masa quebrada o masa para pizza
  • 1 1/2 tazas de espinacas 
  • 2 cdas de aceite
  • 2 tazas de queso ricotta
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 molde para hacer hielos

 

Preparación:

  1. Corta las espinacas en trozos. Si utilizas espinacas congeladas, caliéntalas 3 minutos en el microondas a potencia baja.
  2. Calienta el aceite en una sartén y saltea las espinacas.  Salpimienta al gusto.
  3. Cuando estén listas, mézclalas con el queso ricotta y rectifica la sazón.
  4. Extiende la masa y córtala en 2 partes. Coloca una parte con cuidado sobre el molde para hielos, y presiona delicadamente en cada compartimiento para adaptar la masa a su forma.
  5. Toma una cuchara y rellena cada espacio con la mezcla de espinacas.
  6. Cubre el molde con la otra parte de la masa, corta los bordes y ponla al revés.
  7. Retira con cuidado el molde y corta los bocadictos. 
  8. Colócalos en una bandeja engrasada y hornea a 180°C entre 10 y 15 minutos. 
  9. Sirve con una salsa de tomate para remojar.

Comenta esta receta

Bocaditos de queso con mermelada de higos Bocaditos de espinacas con pasas y piñones