Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

¿Qué es la miel cruda? Descubre sus peligros y virtudes

¿Qué es la miel cruda? Descubre sus peligros y virtudes

¿Qué es la miel cruda?

La miel cruda es aquella que no ha sido calentada o pasteurizada después de sacarla del panal. La miel producida de manera industrial, normalmente pasa por un proceso de pasteurización: se calienta primero (a 70º C o más) para después enfriarse rápidamente.  Después de este proceso, la miel adquiere un aspecto más uniforme, tiene una textura más fluida y en general, resulta más llamativa para los consumidores.

Tanto la miel cruda como la miel pasteurizada ofrecen ventajas e inconvenientes: ¿cuál te conviene más elegir?

 

Los riesgos de la miel cruda

La pasteurización elimina las bacterias presentes en la miel y, por lo tanto, disminuye el riesgo de que contraigas alguna enfermedad. Especialmente en los niños pequeños, la miel puede ser la causa de graves complicaciones de salud. En todo caso, lo más adecuado es no dar miel a los bebés menores de 1 año, ya que su sistema digestivo no es apto para procesar la miel.

 

Beneficios

Sin embargo, la miel cruda retiene todas sus propiedades nutritivas, que de otra manera se destruyen durante el proceso de pasteurización. Todas las vitaminas, minerales y enzimas que hacen de miel un alimento tan nutritivo se conservan en la miel cruda, por lo que muchas personas prefieren consumirla de esta forma que tras el proceso industrial.

También es un buen aliado para combatir las alergias, ya que contiene trazas de polen que, al ser consumidas en pequeñas cantidades, inmunizan, en cierta forma al consumidor y evitan que más adelante desarrolle alergias al respirar el polen.

Cuando está en su estado natural, la miel tiene además propiedades curativas: ayuda a sanar heridas, tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes. Además, el sabor y olor de la miel también cambian cuando ha sido sometida a temperaturas altas.

 

¿Cómo distinguir la miel cruda?

La miel cruda tiene una textura menos fluida que la miel pasteurizada: puede estar pastosa e incluso granulada en función de la temperatura. Además, no debe generar espuma, como sucede con la miel que ha sido calentada.

En todo caso, recuerda que a pesar de sus propiedades nutritivas, la miel tiene un alto contenido de calorías, como la mayoría de los edulcorantes, así que hay que consumirla con moderación para mantener una dieta equilibrada.

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Un SMOOTHIE VERDE lleno de energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

Prepara refrescantes helados caseros sin azúcares añadidos Este es el mejor remedio para aliviar la hinchazón de los pies