Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Saquitos de revuelto de champiñones y langostinos

De

El equipo de Rebañando

¿Buscas ideas para un aperitivo delicioso? Estos saquitos de revuelto de champiñones y langostinos están buenísimos y gracias a su original presentación, sorprenderán a todos tus invitados estas Navidades. ¡Purébalos!

Puntúa esta receta 3.9/5 (255 Votos)

Ingredientes

  • Masa filo
  • 1 bandeja de champiñones
  • 12 langostinos crudos
  • 2 dientes de ajo
  • 5 huevos
  • 75 ml de leche
  • Aceite
  • Pimienta
  • sal
  • Cebollino

Especificaciones

Dificultad Media
Tiempo de preparación 20minutos
Tiempo de cocción 25minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Poner a temperatura ambiente la pasta filo.
Picar en láminas muy finas los champiñones.
Pelar y cortar en trocitos pequeños los langostinos.
Echar un chorrito de aceite en una sartén, saltear un poco el ajo picadito y añadir los champiñones dejando que se hagan.

Paso 2

Cuando ya vayan haciéndose, añadir los trocitos de langostinos.
Batir los huevos, con la leche la sal y la pimienta.
Añadirlos a la sartén bajando el fuego al mínimo procurando que no quede muy cuajado.
Tampoco es bueno dejarlo muy cremosillo por dentro porque la masa se rompería.

Paso 3

Dejamos templar.
Cogemos la pasta filo la cortamos en círculos grandes.
La base la podemos hacer con dos hojas para que no se quiebre.
(Las hojas que no se vayan a usar tapadlas en seguida con un paño húmedo).
Precalentar el horno a 180°

Paso 4

Echamos parte del relleno y subimos los laterales juntándolos todos haciendo la forma de un saquillo.
Atamos los laterales con un trozo de puerro fresco en juliana, o cebollino sin apretar.

Paso 5

Untamos los saquitos con un poquito de aceite.
Los metemos al horno unos 10 o 15 minutos.

También te gustará

Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta esta receta

Saquitos de queso de cabra y miel Saquito de gambas con salsa de marisco