Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Todo lo que debes saber para cocinar correctamente la carne de cerdo

Isuino

 

El cerdo es un animal omnívoro criado por la calidad de su carne para su consumo.

El cerdo se consume prácticamente en su integralidad y durante todo el año, ya sabes, "del cerdo hasta los andares".

 

Algunas partes de este animal son más conocidas o simplemente más populares a la hora de cocinar como puede ser el lomo, el solomillo, la panceta o las chuletillas, pero poco a poco, gracias a la curiosidad del consumidor o de algunos chefs, se empieza a mostrar más interés por cortes como el secreto o la presa, por ejemplo.

 

Pese a haber recibido alguna que otra crítica, la carne de cerdo es mucho más sana de lo que se cree, gracias a su contenido en ácido oleico, vitaminas, minerales y a que prácticamente el 50% de su grasa es monoinsaturada.

Su aporte en colesterol parece ser inferior al de otras carnes como la del cordero.

 

Cómo usarlo en la cocina

La carne de porcino es una de las más consumidas en el mundo y sino, que se lo digan a China, el primer país productor de cerdo en el mundo por delante de Estados Unidos, Alemania y España.

La carne de cerdo es muy apreciada y se utiliza como base para gran cantidad de platos como el famoso ragù a la boloñesa, el cocido, la fabada...

Su textura y su sabor casan a la perfección con la mayoría de verduras y/o frutas.

Las salsas que lo acompañan son de sabor intenso: mostaza, vinagre balsámico, salsa con cebolla o ajo entre otras muchas.

Las especias y hierbas aromáticas que lo acompañan permiten dar un sabor suplementario a la carne cuando la preparamos marinada o a la plancha. Para ello, utilizaremos tomillo, salvia o romero.

Prepara una marinada para que la carne quede en su punto: prepara la marinada con aceite de oliva, romero y tomillo. Una vez lista la marinada, échala en una sartén y deja que se caliente, una vez caliente, agrega los filetes de lomo y deja que se hagan por ambas partes.

 

Diferentes maneras de preparación

Al ser una de las carnes más consumidas no es de extrañar que existan innumerables maneras de cocinarla en el mundo entero.

Podemos preparar la carne de cerdo: ahumada, al horno, asada, en embutido, frita, en salazón... también dependerá del corte elegido para cocinar.

 

Para que la carne nos quede jugosa, cuidado con la temperatura a la que cocinamos; si queremos freír unas chuletas, fríelas a fuego medio para que no se te queme la superficie.

 

Si quieres que la carne te quede sabrosa pero no tienes tiempo de preparar la marinada o de dejarla asando, puedes rebozarla en harina y huevo, o probar a rebozarla con cereales para que quede más crujiente.

 

Para prepararla al horno, la regla básica es esperar a que el horno haya alcanzado la temperatura deseada y una vez caliente, ya podemos introducir la carne. Para que no nos quede demasiado seca, no dudes en agregar un chorrito de vino, verduras como guarnición y especias; estos inrgedientes permitirán que la carne quede jugosa y tierna además de que quedará con un sabor mucho más intenso.

 

Descubre nuestra gran variedad de recetas que puedes preparar con carne de cerdo.

 

 

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Albóndigas en salsa BBQ, ¡están para chuparse los dedos!

Para la hora de la comida, nada como unas suaves albóndigas de carne, ¡y qué mejor si son en salsa! Vamos a prepararlas con una deliciosa salsa barbecue, y las podrás acompañar con verduras al vapor, patatas, arroz o ensalada. ¡Anímate a probarlas!

 

Ingredientes:

  • 250g de carne molida
  • 2 huevos
  • 1 taza de cilantro finamente picado
  • 1 cda de páprika
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 diente de ajo
  • 1 1/2 tazas de salsa barbecue
  • 2 cdas de maizena
  • 1 chorrito de cerveza oscura

 

Preparación:

  1. Coloca en un tazón la carne molida, los huevos y el cilantro. 
  2. Mezcla con las manos y condimenta a tu gusto utilizando sal, pimienta y páprika. 
  3. En una sartén con un poco de aceite pon a dorar el ajo finamente picado.
  4. Forma las albóndigas con tus manos y pon al fuego con cuidado. 
  5. Deja dorar la carne por ambos lados e incorpora la salsa barbecue.
  6. Agrega 1 chorro de cerveza y la maizena. Mezcla y deja espesar. 
  7. Ahora sí, sirve y disfruta. 

Comenta este artículo

Si te vas a hacer un cambio de look radical... ¡que sea con alguien de confianza! 2 SEMANAS después del parto, la foto que ha incendiado las redes