Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Paté de queso azul con gelatina de mermelada

De

Siempre que pensamos en una receta con mermelada, nos viene a la cabeza, tostadas, pies, pasteles o aderezo para ensaladas. Mi reto , era hacer una receta original con cualquier clase de mermelada.

Hace un tiempo hice mermelada de cerezas al kirsch y se me ocurrió hacer una receta con paté. A mi me gusta mucho untar en las tostadas el paté y mezclarlos con cualquier mermelada o chutney. Así que pensé en algo que pudiera hacer fácilmente, y de ahí salió la idea de esta receta.

Puntúa esta receta 3.3/5 (8 Votos)

Ingredientes

  • Ingredientes:
  • 250 grs de queso azul
  • 3 cucharadas de leche
  • 150 grs de requesón
  • 1 cucharada de brandy
  • 50 grs de nata montada
  • 3 cucharadas de mermelada al gusto
  • 60ml de agua
  • 2 hojas de gelatina

Especificaciones

Personas 3
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 30minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Paté de queso azul con gelatina de mermelada - Paso 1

Cortamos a trozos el queso azul y lo mezclamos con la leche. Lo ponemos todo al baño María hasta que se deshaga por completo. Añadimos la cucharada de brandy. Dejamos enfriar.

Cogemos un bol y con un tenedor trabajamos el requesón. Añadimos la nata montada, el compuesto de queso azul y mezclamos bien.

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría hasta que estén blandas. En un cazo, calentamos el agua junto la mermelada e incorporamos las hojas de gelatina. Removemos hasta que se deshaga.

Paso 2

Paté de queso azul con gelatina de mermelada - Paso 2

Forramos unos moldes pequeños con film transparente. Echamos la gelatina de mermelada. La dejamos enfriar en la nevera unos 20 minutos para que cuaje un poco y no se mezcle con el paté de queso.

Paso 3

Paté de queso azul con gelatina de mermelada - Paso 3

Sacamos de la nevera los recipientes y añadimos el paté de queso. Lo cubrimos todo con film transparente y lo dejamos cuajar en la nevera 4-5 horas. Después desmoldamos y ya podemos servir.

También te gustará

Técnicas de cocina

Un cordon bleu como nunca lo habías probado

 

Con jamón serrano y queso azul, una deliciosa y original forma de preparar este clásico de la gastronomía francesa.

 

INGREDIENTES: 

Para 6 raciones:

  • 6 pechugas de pollo.
  • 200 gr de queso azul (Roquefort, por ejemplo).
  • 150 gr de jamón.
  • 6 rebanadas de jamón cocido.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • Aceite.
  • Palillos de dientes.

 

PREPARACIÓN:

1. Corta y abre las pechugas por la mitad. Divide el queso en 6 pedacitos, preferentemente alargados y enrolla cada uno de ellos en una loncha de jamón. 

2. Sobre cada una de las pechugas, extiende una loncha de jamón de York y, sobre uno de los extremos de esta, coloca el queso envuelto en jamón. ¡Enrolla!

3. Asegura el conjunto con un par de palillos. Ahora empapa cada uno de tus cordon bleu en las yemas de huevo batidas y, a continuación, pásalos por el pan rallado.

4. Con el fuego muy caliente, échalos a freír durante un par de minutos, asegurándote de que se hagan uniformemente por todos lados. Ahora baja el fuego y cocínalos durante al menos 10 minutos más, para que queden bien hechos pero jugosos.

 

Acompáñalos con lo que más te guste ¡y no dejes que se enfríen!

 

Comenta esta receta

Paté de Jamon York y Queso Paté de anchoas