Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Hojaldres de espinacas y queso feta

De

Un aperitivo delicioso para cualquier ocasión!

Puntúa esta receta 3.7/5 (27 Votos)

Ingredientes

  • 400g de espinacas
  • 150g de mantequilla fundida
  • 1 cebolla
  • 200g de queso feta
  • 80g de queso fresco
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de perejil
  • 1 cucharada de aneto
  • Pimienta
  • 1 paquete de pasta filo
  • Aceite de oliva

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de cocción 15minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Echamos un par de cucharadas de aceite en la sartén, esperamos a que esté bien caliente y echamos la cebolla. Esperamos a que se ablande sin que llegue a dorarse. Debe quedarnos transparente.
Lavamos bien las espinacas (podemos utilizar espinacas frescas o congeladas si os resulta más práctico)

Paso 2

Añadimos las espinacas cortadas y añadimos un poco de sal. Dejamos que se hagan a fuego lento durante 5 minutos.

Paso 3

A continuación, incorporamos el queso feta en trocitos, el queso fresco y el huevo previamente batido. Mezclamos todo bien.

Paso 4

Laissez cuire tout en tournant pendant 7 à 8 minutes sur feu moyen. Añadimos el perejil y el aneto. Reservamos.
Precalentamos el fuego a 200°.

Paso 5

Fundimos la mantequilla. Tomamos una hoja de pasta filo y untamos la mantequilla fundida.
Cortamos la hoja en bandas de unos 14cm de largo y la apilamos de tres en tres.

Paso 6

A un extremo de la banda, añadimos un poco de la mezcla de espinacas, queso etc. Vamos doblando varias veces formando un triángulo que iremos untando con un poco de mantequilla y rebozando con semillas de sésamo. Repetimos la operación tantas veces como sean necesarias.

Paso 7

Colocamos los triángulos en una bandeja y horneamos 15 minutos.Posez les triangles sur une plaque et enfournez pour une quinzaine de minutes.
Servir bien calientes.

También te gustará

Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta esta receta

Hojaldres de espinacas y queso feta Langostinos al ajillo