Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Los 5 trucos para una cena rápida

 

Consejos para preparar la cena rápidamente

 

Tras un duro día, mientras volvemos a casa, nos imaginamos mil deliciosos platos que nos comeríamos de un bocado, todos ellos elaborados y suculentos...y si se prepararan solo chascando los dedos... ¡todavía mejor! Por desgracia no podemos hacer magia pero sí aplicar los siguientes consejos que te presentamos para optimizar el tiempo y ¡preparar una cena excelente!

Los tres consejos básicos en torno a los que giran el resto de trucos son:

-Cocinar lo máximo posible durante el fin de semana o el mismo domingo.

-Dedicar unos 10 minutos cada noche a organizar la comida del día siguiente.

-Reciclar las sobras.

Aplicando estas tres cosas pasaremos la mitad de tiempo en la cocina.

 

1: Preparar la verdura el domingo

Si tenéis la oportunidad de ir al mercado y comprar verduras como brócoli, coliflor o espinacas, podéis pasar un rato de vuestro domingo a preparara estas verduras; es decir, lavarlas, cortarlas y almacenarlas en contenderores individuales y herméticos y guardarlas en el frigorífico. De este modo, la verdura se conserva durante más tiempo y podemos disponer de ella para cualquier cena de la semana incluyéndola en ensaladas, sirviéndola sola con un chorro de aceite de oliva o pasándola un par de minutos por la sartén para los que prefieren platos con más sabor.

2: Cocinar platos más abundantes

Aprovechando nuestra motivación para cocinar un domingo por la noche y dar rienda suelta a nuestra imaginación, aumentaremos la cantidad para poder tener varias raciones para otro día de la semana. Es importante que separemos la cantidad que vayamos a consumir ese mismo día y que congelemos el resto, evitando así tener que comer lo mismo todas las noches, al fin y al cabo, ese no es el objetivo.

Algunas ideas: quiche de salmón, chili con carne.

3: Preparar 2 ó 3 salsas o acompañamientos

Podemos preparar un par de salsas caseras y envasarlas en tarros de cristal y poder disponer de ellas toda la semana para diferentes tipos de plato. Por ejemplo una salsa de tomate casera para acompañar un plato de pasta o una salsa roquefort para animar una ración de arroz.

4: Preparar bases o guarniciones para toda la semana

A veces tardamos más en cocinar el acompañiento que en preparar el ingrediente principal; si tuviéramos varias guarniciones listas para toda la semana, preparar la cena tras un largo día, sería coser y cantar.

Las guarniciones más recurrentes son el arroz, lentejas, judías, puré de patata

 

5: Reciclar o aprovechar las sobras

Está de más decir que no debemos tirar la comida, si nos sobra algo del almuerzo o de la cena, podemos envasarlo para cualquier otro momento.

Si nos sobra pasta (a veces los cálculos fallan), podemos mezclarla con huevo y hornearla durante 10 minutos a 200º. 

Si os sobra pollo, podéis preparar una rápida ensalada o un wrap o enrollado añadiendo un poco de queso fresco.

Las posibilidades son infinitas, y con imaginación podemos preparar platos saludables y completos sin perder mucho tiempo.

 

 Podéis encontrar más ideas estupendas en el artículo ¿Qué hacemos con los restos?

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Mini quiches de atún en lata, un entrante sabroso y diferente

¿Quieres sorprender a tus invitados con un entrante muy sencillo y diferente? Estos flanecitos de atún son súper nutritivos y su presentación va a sorprender a todos. ¿Qué esperas para probarlos?

 

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 1 cda de maizena
  • 200 ml de leche o nata líquida
  • 1 cda de pesto
  • 2 latas de atún en agua
  • sal y pimienta al gusto
  • tomates cherry para decorar

Preparación:

  1. En un tazón, bate los huevos con la maizena.
  2. Añade la leche o nata líquida y bate hasta que la maizena se disuelva por completo.
  3. Incorpora el pesto y el atún, salpimienta al gusto.
  4. Lava las latas de atún, sécalas y recubre el interior con papel de cocina.
  5. Vierte un poco de la preparación en cada latita y agrega 1 o 2 tomates cherry para decorar.
  6. Hornea a 180°C durante 20 minutos y sirve directo en su lata.

Comenta este artículo

Guy Savoy: la cocina vista por un 3 estrellas Michelin Los 5 consejos para preparar un té perfecto