Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Masa quebrada

De

Puntúa esta receta 3.8/5 (34 Votos)

Ingredientes

  • 150 g de harina floja o repostería
  • 75 g de mantequilla fría cortada a dados
  • 1 huevo
  • 50 g de azúcar glas o 20 g de sal ( si es para la quiche lorraine)
  • Una pizca de sal

Especificaciones

Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 10minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

En un bol ponemos la harina tamizada junto con la mantequilla fría y mezclamos con los dedos hasta conseguir una textura tipo galleta desmenuzada. Con esta acción, lo que intentamos conseguir, es que la mantequilla atrape al gluten de la harina y lo aísle de los ingredientes húmedos. El gluten en contacto con ingredientes líquidos aporta elasticidad a la masa y justamente por eso intentamos impermeabilizarlo con la mantequilla, para que nuestra masa adquiera un punto crujiente.
Una vez tengamos la harina mezclada con la mantequilla, añadimos el resto de ingredientes, el azúcar, el huevo y una pizca de sal, estamos hablando de una tarta dulce. Continuamos trabajando la masa con los dedos, pero evitaremos trabajarla en exceso, justo que quede todo ligado y podamos hacer una bola con ella.
Dejamos la bola en el mismo bol y la tapamos con papel film. Dejamos reposar en la nevera durante una hora aproximadamente
Transcurrido el tiempo de reposo, colocamos nuestra masa en una superficie ligeramente enharinada, la aplanamos con la mano y seguidamente pasamos el rodillo dándole la forma del molde que vayamos a usar.

Para transferir la masa estirada al molde, lo mejor es ayudarse del rodillo. Semi enrollamos la masa en el rodillo y la trasladamos al molde, desenrollamos la masa del rodillo y la dejamos caer sobre el molde. El siguiente paso es ajustar la masa a las paredes del molde, para ello cogemos un pedacito de masa sobrante y vamos apretando con suavidad la masa para que se ajuste bien.
Retiraremos el exceso de masa pasando el rodillo por encima del molde y pincharemos su superficie con un tenedor.
Sólo nos queda cocerla en el horno y para ello colocaremos sobre la masa papel de horno, yo suelo arrugarlo antes para hacerlo más manejable, algún tipo de legumbre seca que tengáis por casa, en mi caso usé garbanzos.
El tiempo de cocción es orientativo y siempre dependiendo si va a volver a meterse en el horno o no. Si lo que vayáis a elaborar requiere una cocción posterior no dejéis que se dore, quizás con 10 minutos de horno, a 180°C es suficiente, en caso contrario, retirar del horno cuando esté dorada.

También te gustará

Técnicas de cocina

¡Sorprende a todos con este bizcocho!

¿Todavía no has probado un bizcocho sorpresa?

Seguro que lo has visto circulando por internet y lo cierto es que es más sencillo de lo que parece.

No te pierdas nuestro vídeo en el que te contamos cómo hacerlo.

Comenta esta receta

Tarta de almendra y pera Filet mignon con costra de queso crema y mostaza