Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tronco de nata con thermomix

De

Éste tronco queda riquísimo, la nata me pierde, el bizcocho genovés que le acompaña, queda increíble y esa azúcar glass por encima... Umh... ¡que rico!
Os dejo como hacer la receta porque merece la pena hacerlo, es muy fácil y en casa volará.

El equipo de Rebañando

Un estupendo tronco de nata, o brazo gitano de nata explicado con thermomix y de forma manual. ¡Prueba esta receta y sorprende en casa!

Puntúa esta receta 3.9/5 (176 Votos)

Ingredientes

  • Ingredientes:
  • (Para el bizcocho genovés)
  • 120 gr. de azúcar
  • ½ cucharadita de azúcar avainillada
  • 4 huevos
  • 120 gr. de harina
  • Un pellizco de sal
  • (Para el relleno de nata)
  • 2 brick de nata líquida de postres
  • 30 gramos de azúcar glass
  • (Para decorar)
  • Azúcar glass

Especificaciones

Personas 10
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 45minutos
Tiempo de cocción 12minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Con termomix:

Ponga la mariposa en las cuchillas y vierta en el vaso el azúcar y los huevos.
Programe 6 minutos, temperatura 37, velocidad 3 1/2.
Quite la temperatura y programe 6 minutos más a la misma velocidad.
Añada la harina y la sal y programe 10 segundos en velocidad 2 1/2.
Termine de envolver delicadamente con la espátula.

Paso 2

Para hacerlo de forma manual:

Separamos las claras de las yemas de los huevos.
Batimos las claras con las varillas y vamos agregando el azúcar poco a poco hasta que blanquee y aumente su volumen.
A continuación batimos las yemas y las incorporamos cuidadosamente a las claras.
Añadimos la harina tamizada y mezclamos con movimientos envolventes hasta que esté completamente integrada.

Paso 3

Preparamos la bandeja del horno, poniendo sobre ella un papel vegetal y sobre el volcamos la mezcla.
Horneamos durante unos 12 minutos o hasta que veamos que empiece a tomar color.

Paso 4

Pasado el tiempo, sacamos del horno y dejamos reposar 1-2 minutos, para que temple, pero que no enfríe. (Si está frío, se nos romperá).
Le quitamos el papel vegetal, con cuidado y lo dejamos sobre el mismo papel vegetal pero, despegado de él. Lo enrollamos junto con el papel y lo colocamos sobre un paño humedecido, volviéndolo a enrollar también con el paño.

Paso 5

Ahora, montamos la nata bien fría, en un bol que esté frío y si es posible de acero inoxidable.
Para que se mantenga la temperatura fría mientras la montamos, yo lo que hago es, utilizo un cacharro más grande, le echo hielo y agua y encima pongo el bol. Así se hace perfecta.
Lo montamos a una velocidad ni muy fuerte ni rápida, sino estable y siempre en el mismo sentido, para que no coja aire, y al cabo del tiempo no se nos venga abajo.
Cuando la nata empiece a coger cuerpo, vamos añadiendo el azúcar glas en forma de lluvia.

Paso 6

Seguimos montando la nata, con cuidado de no pasarnos, sino se convertirá en mantequilla.

Paso 7

Una vez frío, desenrolla el bizcocho, rellenamos con la nata y enrollamos de nuevo.
Espolvoreamos con azúcar glass por encima.

La plancha de bizcocho, tenemos que enrollarla templada para que coja la forma y luego, enfríe enrollada.

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves y coloridos pastelitos de remolacha, el postre que te va a conquistar

¿Qué tal un postre original y divertido para la merienda? Si tienes niños en casa, sabes lo difícil que puede ser hacer que coman verduras. Por suerte, existen recetas "tramposas" con resultados increíbles, como estos pastelitos de remolacha, más saludables que los que están hechos solo con harina. Su divertido color se obtiene de manera natural, y de su sabor ni hablamos... ¡tienes que probarlos!

 

Ingredientes:

  • 2 remolachas cocidas
  • 2 huevos
  • 150ml de aceite
  • el jugo de 1/2 limón
  • 250g de harina
  • 150g de azúcar
  • 10g de polvos para hornear
  • 1/2 tableta de chocolate oscuro

 

Preparación:

  1. Corta en cubos las remolachas y licua junto con los huevos, el aceite y el limón.
  2. En un tazón mezcla la harina, el azúcar y los polvos para hornear.
  3. Incorpora la remolacha a los ingredientes secos y bate muy bien hasta obtener una masa sin grumos.
  4. Vierte en un molde para cupcakes y hornea a 180°C durante 20-25 minutos. 
  5. Mientras tanto, derrite el chocolate a baño maría o en el microondas, cuidando que no se queme. 
  6. Cuando tus pastelitos estén listos, desmolda con cuidado y cubre con el chocolate derretido. Deja enfriar y disfruta.

Comenta esta receta

Trufas de chocolate al whisky Pan de molde casero