Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Adharae

Tarta casera de queso (sin horno)

De

Una tarta que queda con una consistencia muy suave, por encima lleva una mermelada de arándanos que queda en conjunto riquísimo.

Puntúa esta receta 4.1/5 (60 Votos)

Ingredientes

  • Para la pasta quebrada:
  • 120 gr. de harina.
  • 40 gr. de azúcar.
  • 30 gr. de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • Para el relleno:
  • 300 gr. de queso de untar (tipo Philadelphia).
  • 4 yemas.
  • 100 gr. de azúcar (divididos en 50 y 50).
  • 250 ml. de nata para montar.
  • 15 gr. de colas de pescado.
  • Para la cobertura:
  • Mermelada de arándanos.
  • 5 - 8 gr. de colas de pescado (utilizamos 3 hojas).

Especificaciones

Personas 8
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 10minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Tarta casera de queso (sin horno) - Paso 1

Lo primero será preparar la base de masa quebrada, así que ponemos la harina en un bol formando un volcán, cortamos la mantequilla en daditos y la añadimos junto con el azúcar en centro. Mezclamos con las manos hasta que quede una masa homogénea, hacemos una bola y metemos a la nevera 10 minutos.

Cuando pasen ponemos a precalentar el horno a 175 °C, mientras estiramos la masa y forramos el molde (previamente engrasado) con ella, haciéndole después unos agujerillos con un palillo en el fondo para que no hinche. Horneamos durante unos 10 - 12 min. tiene que estar algo dorada pero sin que llegue a hacerse demasiado. Sacamos y dejamos que enfríe por completo.

Para el relleno comenzamos poniendo los 15 gr. de colas de pescado a remojo en agua fría y batimos el queso con unas varillas hasta que quede cremoso. Pesamos 50 gr. de azúcar y los juntamos con la nata, que batimos bien aunque no es necesario que monte, y lo juntamos con el queso.

Por otra parte, los restantes 50 gr. de azúcar los mezclamos con las yemas al baño maría, sin que hierva y removiendo hasta que espese ligeramente.

Paso 2

Tarta casera de queso (sin horno) - Paso 2

Se retira del fuego y se añaden las colas de pescado bien escurridas y se mezcla con el queso y la nata. Vertemos la mezcla anterior sobre la pasta quebrada previamente horneada, cubrimos con papel film y reservamos al menos 3 horas en el frigorífico para que adquiera consistencia.

Paso 3

Tarta casera de queso (sin horno) - Paso 3

Finalmente, para la cobertura, calentamos en un cazo la mermelada de arándanos y le echamos las colas de pescado, que antes habremos puesto en remojo, removemos y retiramos del fuego. Cuando haya enfriado (pero sin que haya solidificado por completo) sacamos la tarta de la nevera y se lo añadimos por encima, intentando que quede uniforme por todos los lados.

Paso 4

Tarta casera de queso (sin horno) - Paso 4

Dejamos reposar otras dos horas y cuando se vaya a servir desmoldar con cuidado, aunque habiendo reposado el tiempo necesario en la nevera no habrá problemas. Incluso sería perfecto preparar el relleno la noche antes y a la mañana siguiente se añade la cobertura y lista para el mediodía.

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta esta receta

Quesada fresa Pastel de ricotta, mascarpone salsa de fresas y frambuesas